Menú
José T. Raga

Un ministro poco competitivo

¿Cómo han compensado las pérdidas de RENFE? ¿Hubo ayudas públicas, en cualquiera de sus formas? Porque eso se parecería mucho al dumping.

¿Cómo han compensado las pérdidas de RENFE? ¿Hubo ayudas públicas, en cualquiera de sus formas? Porque eso se parecería mucho al dumping.
El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente. | EFE

¿Poco competitivo, o nada competitivo? La verdad es que barrunté esta última, si bien, para huir de catastrofismos, decidí conceder un cierto margen al calificativo, por si existiera en él, un mínimo de reconocimiento a la competencia y a sus efectos favorables, aunque fuera con dudas.

Vaya por delante que para el bien de España y de los españoles, siempre he considerado que una voz pública –la de miembros del gobierno y Altos Cargos de la Administración– sólo debe oírse cuando esté muy fundamentada en la verdad que anuncia, aunque, si compromete vidas, honores, haciendas, famas… mejor que, la prudencia en el decir, prevalezca sobre el interés por la locuacidad.

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, señor Óscar Puente, intentando defender a RENFE, ha enjuiciado recientemente que, el comportamiento de un competidor, en el mismo mercado, la compañía francesa OUIGO, es contrario a las reglas del mercado, por vender los productos por debajo de sus costes.

Si de semejante acusación tiene pruebas sólidamente fundadas, mi consejo sería que entablara un proceso declarativo en el que se reconociese la práctica del dumping por uno de los agentes, en el mercado ferroviario español. Mientras tanto, la actitud silente sería la más sabia, a seguir por el señor ministro.

Carga el Ministro sobre las espaldas del operador francés, las pérdidas de RENFE, que atribuye con exclusividad, a que uno de sus operadores actúa con deslealtad a las reglas del mercado competitivo.

Lo dice en un momento en el que los pasajeros transportados por RENFE en 2023 ascendieron a 522,3 millones, que es la segunda cifra más alta de su historia, con un ingreso de 4.032 millones de euros.

Salvo error en estos datos, que no creo, y a falta de las cifras reales de la contabilidad del último año, sólo podemos conocer a título informativo que las pérdidas de RENFE en 2022, ascendieron a 108,6 millones, antes de impuestos. ¿Cómo se compensaron esas pérdidas y las de años precedentes? ¿Hubo ayudas públicas, en cualquiera de sus formas? Porque eso se parecería mucho al dumping.

Yo comprendo que quien ha ejercido el monopolio durante largo tiempo, se haya adormecido por las facilidades del mercado restringido, y le resulte difícil entrar en un mercado abierto y competitivo. Pero, señor ministro, la competencia es la que permitirá que se despierte, en beneficio de los usuarios –españoles y extranjeros–.

Podría, el señor Puente, haber considerado las explicaciones del presidente de RENFE, señor Raül Blanco, sobre la situación del mercado. Sus palabras, creo que textuales, fueron: O generamos más ingresos y somos más eficientes o vamos a tener, a la larga, problemas. Nada tengo que objetar a tal declaración, considerándola ajustada a la doctrina más autorizada, sobre los efectos de un mercado competitivo –necesaria mejora de la eficiencia–.

Aún cuando un político gusta de ejercer su poder, es decir, mandar, la prudencia en el mando se impone cuando puede mancillar la racionalidad económica, en un mundo global.

Si consiguen incrementar eficiencia en el proceso, nunca se equivocarán. Si pretenden fijar precios, se equivocarán siempre; está demostrado.

Temas

En España

    0
    comentarios