Menú

La Blackberry de Obama y los amigos de Rajoy

Los políticos provincianos de por aquí creen que todo consiste en abrir un blog, tener amigos en Facebook y organizar "quedadas" a mayor gloria del amado líder. Creen que así van a parecer modernos y próximos a los jóvenes.

0
Obama podrá seguir utilizando su Blackberry. Los americanos, que ya se sabe que son muy suyos para estas cosas de la transparencia y el control de sus gobernantes, tienen leyes que obligan a que cualquier comunicación del presidente quede registrada. Desde que fue elegido, Barack Obama ha peleado para que esa ley no le impidiera usar su Blackberry. Al final, ha conseguido conservarla únicamente para asuntos personales, y para todo lo relacionado con su cargo tendrá que manejar un dispositivo aprobado por la NSA, más seguro pero mucho menos atractivo

La pelea por la Blackberry es sólo una señal de que Obama es uno de los primeros gobernantes que entiende y ama la tecnología. No es extraño, porque en absoluto es exagerado decir que internet le ha dado la presidencia. Obama fue capaz de mover a decenas de miles de entusiastas que además de difundir su mensaje en vídeos blogs y redes sociales, consiguieron millones de dólares a base de microdonativos de menos de 200 dólares. Tanto dinero que al final de la campaña tenía mucho más para gastar que McCain, que siguió la estrategia más tradicional de buscar unos pocos grandes contribuyentes.

Los políticos provincianos de por aquí creen que todo consiste en abrir un blog, tener amigos en Facebook y organizar "quedadas" a mayor gloria del amado líder. Creen que así van a parecer modernos y próximos a los jóvenes, porque siguen creyendo que internet es una cosa donde se meten los jóvenes. Como si muchos Internautas no fuéramos cuarentones e incluso respetables padres de familia. 

Pero mientras buscan un millón de amigos para Rajoy en cualquier red social, se dedican a acosar a humildes periodistas como Víctor Gago y a censurar los foros en su propia web. Y esto hace inútil cualquier esfuerzo en internet. En la red todo se acaba sabiendo y no se puede callar al díscolo. ¿Que pones una demanda a un periodista por decir algo que no te gusta? A los pocos días tienes decenas de blogs criticándote, hay un grupo en Facebook para apoyar a tu víctima y en una semana los medios "tradicionales" se hacen eco del abuso y el presidente de tu partido se ve obligado a justificarte. ¿Que borras comentarios en tu foro? Hay miles de otras oportunidades para que los disidentes se expresen y lo harán con más empeño después de haber sido censurados.

Obama entiende todo esto y las primeras medidas que ha ido tomando van precisamente en la dirección de aumentar la transparencia y favorecer la comunicación y el diálogo con los ciudadanos. Por primera vez, además de grabar sus discursos para la radio o la televisión, los ofrecerá en YouTube. Hay un blog de la Casa Blanca desde el primer día. Obama creó change.gov para dar a conocer lo que iba haciendo en el periodo de investidura y todo el contenido está disponible con licencia abierta, con permiso para reproducirlo y modificarlo como los usuarios consideren oportuno. El Citizen's Briefing Book permite a los visitantes proponer sugerencias para Obama y otros usuarios pueden comentar y votar a favor o en contra de esas ideas.

Este es el futuro. No se puede ser "un poco abierto" o tener "un poco de diálogo". En la política tradicional, todo iba de arriba abajo, del gobernantes a los administrados, del político a los votantes. La élite piensa, la masa sigue. Pero en internet, todos somos iguales. Y si no quieres fracasar, debes ser humilde y respetar a los internautas, fiarte de ellos, dialogar, explicar, convencer.
Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation