Menú
Cristina Losada

¿Ahora hay que aplaudir?

Si el Gobierno hubiera esperado un poco más, bastaría con pedir el certificado de vacunación a los pasajeros procedentes de países de riesgo.

Cristina Losada
0
Si el Gobierno hubiera esperado un poco más, bastaría con pedir el certificado de vacunación a los pasajeros procedentes de países de riesgo.
| EFE

Si el Gobierno hubiera esperado un poco más, bastaría con pedir el certificado de vacunación a los pasajeros procedentes de países de riesgo. Pero ha decidido pedir un test PCR en origen. Ahora. Tampoco ahora mismo, no vayamos con prisas. Será a partir del próximo día 23. La pregunta obvia es qué tiene noviembre que no tuviera julio. Cómo es posible que este requisito de entrada se imponga en medio del otoño, más bien hacia su final, y no se impusiera el 1 de julio, cuando se reabrieron las fronteras días después de una inicial reapertura a los países del espacio Schengen.

Tengo para mí que hacen falta explicaciones. Habrá que pergeñar un mínimo argumentario para sustentar que aquello que, según el Gobierno, no tenía ningún sentido en verano, resulte que sí lo tiene en lo más crudo del otoño. Habrá que exponer, en concreto, por qué las tres líneas de defensa erigidas en los aeropuertos (documental, visual y térmica) no fueron suficientes o eficientes, pese a que se presentaron, muy solemnemente, como eficientes y suficientes. Seguro que tendrán en la manga una buena y sólida razón, pero de momento sólo tenemos, aún calientes, las razones en contra de pedir PCR en origen que fue proporcionando el Gobierno.

Inquieta pensar que se ha cedido, inexplicablemente, a las exigencias de la Comunidad de Madrid, que fue quien más batalló por este requisito. Inquietará, claro, a quienes dijeron y publicaron que esto de los PCR que pedía Madrid sólo obedecía a una estrategia de confrontación con el Gobierno de Sánchez. Aseguraron que sólo un porcentaje insignificante de los contagios procedían de la entrada por Barajas, por lo que la medida era del todo inútil. Sostuvieron que ese aeropuerto, el de mayor tráfico de España, representaba un riesgo mucho menor para la transmisión del virus que, por ejemplo, el metro de la capital. Hasta acusaron burlonamente a Ayuso de basar su petición en las opiniones de Belén Esteban. Ahora tendrán que justificar que exigir PCR en origen no sólo es útil, sino indispensable. Eso sí, sólo a partir del próximo día 23. En realidad: desde el instante en que la línea del partido cambia, que es cuando se establece que lo que era malo es bueno, y nunca fue malo.

El Gobierno no rectifica propiamente, ni en esto ni en el IVA de las mascarillas. Rectificar implica asumir el error previo, y ese ejercicio no lo ha hecho todavía durante la gestión de la epidemia. En consecuencia, no hay nada que aplaudir.

En España

    0
    comentarios

    Servicios