Menú
Cristina Losada

La estafa sentimental

Los socialistas de cierto rango como Pajín ya no cuelgan posters del Che Guevara. Eso queda para las Juventudes. Ella adorna su blog con un cartel de Zapatero y Obama que dice: "Juntos para luchar contra las desigualdades".

Cristina Losada
0

Pocos creen que el Gobierno sea capaz de hacer algo por sacar a España de la crisis, pero no hay duda de que hará lo imposible por salir de la suya. Por reparar la quiebra de confianza en su gestión y remontar la recesión que experimenta su caudal de votos. La reunionitis de Pascua, que ha dado escenas dignas de los hermanos Marx en varios camarotes, se encuadra en ese plan de recuperación. Pero además tenemos como extra, en este cine de barrio, la campaña de las europeas.

Esas elecciones son muy importantes por una razón que exponía con capacidad de síntesis Leire Pajín, secretaria de Organización del partido del Gobierno. Se trata, dijo, de elegir entre la política de Aznar y las políticas (sic) de Zapatero y Obama. El ahora ministro José Blanco se abstuvo de pronunciarse sobre las elecciones norteamericanas para no interferir en la voluntad de los votantes. Pero Pajín no conoce límites y asegura que en junio podremos, al fin, votar por Barack. Algunos no desperdiciarán la ocasión para votar en contra. Siempre hay gente mala. No sabe el inquilino de la Casa Blanca cuán cara le puede salir la palmadita que le dio a Zapatero en Praga. Estaría temblando por si el PSOE pierde.

Los socialistas de cierto rango como Pajín ya no cuelgan posters del Che Guevara. Eso queda para las Juventudes. Ella adorna su blog con un cartel de Zapatero y Obama que dice: "Juntos para luchar contra las desigualdades". Hemos pasado de afrentar la bandera de Estados Unidos y denigrar a su presidente a ser devotos del ocupante del Despacho Oval. Quizás piensa la progresía que es tan antiamericano como ella. El antiamericanismo es la tapadera del anticapitalismo, pero nuestros socialistas se cuidan de llamar al monstruo por su nombre. No achacan la crisis al capitalismo, sino a los malos sentimientos.

Unos culpan a la codicia y otros a la avaricia, y Pajín flagela a los egoístas que "han campado a sus anchas" en el sistema financiero "conservador y neoliberal". No ha debido de oír hablar de las hipotecas ninja y puede que tampoco de Fannie Mae y Freddie Mac. Son temas para mayores. Todo lo que necesita saber la adolescencia está contenido en listas de pecados capitales y malvados de cómic. El socialismo ha hecho un largo tránsito desde la ideología dura al sentimentalismo blando. A falta de modelo económico alternativo, dispone de la materia de la que se hacen los sermones. Uno se pregunta qué hizo el Gobierno Zapatero contra esos egoístas que pululaban por el sistema financiero. ¿O no los había en España? De los socialistas ya sabemos que viven como eremitas y no codician nada.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation