Menú
Cristina Losada

Sánchez impugna a Sánchez

Pedro Sánchez debe su resurrección política a su empecinado rechazo a facilitar la investidura de Rajoy.

Cristina Losada
0
Cristina Losada - Sánchez impugna a Sánchez
EFE

Con un saldo electoral de 123 diputados, es verdad que el Partido Socialista ha crecido, pero aún es más verdad que se ha crecido. Incierta aún la investidura, se ha permitido lanzar un aviso a navegantes. Si facilitan que Pedro Sánchez renueve, bien, pero si no lo hacen, prepárense para la catástrofe. No la del PSOE, al que sus propios ya ven subiendo a la mayoría absoluta, sino la que aguarda a los partidos que osen "dar una patada al tablero de la estabilidad" y provoquen una repetición electoral. "Las urnas tienen memoria", dijo el secretario Ábalos. "Los ciudadanos no perdonarán a quien ponga en solfa la viabilidad de la legislatura". Qué imprudencia que los socialistas, hablando de investiduras, apelen a la memoria. Porque las urnas no, pero los humanos votantes tienen memoria. Si no, aquí estamos para refrescarla.

La primera fase del refresco nos lleva a enero de 2016, cuando Sánchez estrenó su "no es no", en forma de "qué parte del no no ha entendido" para decirle a Rajoy que no contara con el PSOE para nada. El PP había sido el partido más votado y su cosecha en escaños fue idéntica a la actual del socialismo: 123. Con aquel resultado, sin apoyos a la vista, Rajoy no dio el paso adelante. Lo intentaría Sánchez tras un acuerdo con Ciudadanos y fracasó. Hubo que repetir elecciones y es ahí donde empieza la parte interesante de la película. Porque el PP subió a 137 diputados y Sánchez, de un modo más taxativo que antes, no quería, ni por asomo, facilitarle la investidura.

A pesar de que estaba en juego otra repetición electoral, persistió en su negativa, junto a su comité federal. La desglosó en tres noes: "No a la gran coalición, no a apoyar desde fuera a un Gobierno del PP y no a apoyar la investidura de Mariano Rajoy". La abstención entraba igualmente en la categoría de gestos imposibles. Aunque la única alternativa fuera convocar terceras elecciones. Con cierto paternalismo, como de político curtido en mil batallas de investidura, Sánchez recomendaba a Rajoy que se buscara la vida: "Tiene mimbres para gobernar. Si otros líderes fueron capaces de articular mayorías estables, ¿por qué no Rajoy?".

Eso: ¿por qué no Sánchez? ¿Es que no tiene mimbres? En aquellos meses de incertidumbre que Ábalos nos incita a recordar, los mimbres que el socialismo consideraba aptos para tejer la investidura de Rajoy incluían a los nacionalistas. Sin ningún problema, oiga. En plena preparación de la insurrección separatista en Cataluña. Porque el PSOE entonces no veía ninguno de los grandes peligros que advierte hoy si no se hace a Sánchez presidente. Les falla mucho la memoria. Pero tanto, tanto, que no recuerdan que hubo que echar al propio Pedro Sánchez de la secretaría general para que el PSOE se abstuviera en la investidura de Rajoy. Y es mejor no acordarse de que el defenestrado renunció a su acta de diputado para evitar contaminarse con aquel ejercicio de responsabilidad.

Sánchez, ésa es la cuestión, debe su resurrección política a su empecinado rechazo a facilitar la investidura de Rajoy. La debe a anteponer su veto a la gobernabilidad y la estabilidad, esos valores que ahora, cuando se trata de su investidura, eleva a supremos. Y los afiliados del PSOE, al elegirle en primarias, premiaron aquel mantenimiento de los principios sectarios por encima de todo: nunca facilitar un Gobierno del PP, pase lo que pase, aunque haya que convocar elecciones una tras otra. Quién le iba a decir a Sánchez que pocos años después iba a vindicar aquella abstención que reprobó con todas sus fuerzas. Que pondría aquello que a sus ojos fue una traición como ejemplo de conducta política responsable. Si los partidos a los que hoy presiona se comportan tan cerrilmente como lo hizo él hace tres años, no quedará otra que repetir las elecciones. Pero hasta Sánchez impugna a aquel Sánchez.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco