Menú
Cristina Losada

Solo faltó el notario

Cualquier pacto de los que sellaba la pandilla de Guillermo el Travieso es más fiable que uno firmado por Mas con notario o sin notario.

Cristina Losada
0
Cualquier pacto de los que sellaba la pandilla de Guillermo el Travieso es más fiable que uno firmado por Mas con notario o sin notario.

La firma del acuerdo entre CiU y ERC se pretendía solemne y definitiva. He ahí a dos dirigentes tan dispuestos a cumplir sus históricos acuerdos que, a modo de suprema garantía, los firman ante el ojo público por excelencia, la prensa. Han puesto al público por testigo, pero uno de los firmantes toma al público por desmemoriado o por tonto. Pues el público ya fue testigo de lo que vale la firma de Artur Mas en un documento político. Sucedió en octubre de 2006, en vísperas electorales y ante un notario. Como ahora, Mas firmó con bolígrafo ajeno. Firmó que no pactaría nunca con el Partido Popular. Ni bajo tortura. A los pocos meses calificaba de "anécdota" aquel acto suyo. Reducía su gran demostración a mera guindilla de campaña, a pizca de picante. El siguiente episodio es conocido. En 2010 pactó con el Partido Popular. ¿Y aquel compromiso? "Cada cosa se hace en su contexto", sentenció el firmante.

Cuando los acuerdos se cerraban de palabra e incumplirla significaba descrédito, ceremonias de esa clase despertarían sospechas. Aquí de sobra justificadas por la evidencia de que el valor de la palabra y la firma de Mas fluctúa con el "contexto". Por eso asombra que a Esquerra le hayan colado el "contexto" en el acta de nacimiento del pacto. Pero así es: figura como factor determinante. Allí donde se concreta la celebración de la consulta se lee que será "dentro del plazo del año siguiente [2014] con la excepción de que el contexto socioeconómico y político requirieran una prórroga". El bicho va dentro. Y hay otro parásito: "En todo caso, la fecha será pactada, al menos, por las dos partes firmantes". Cuando dos firman un pacto, es preceptivo que los dos acuerden cómo se cumplen sus condiciones. Igual se introdujo esta coletilla para paliar la desconfianza de Esquerra, pero es un motivo extra para el recelo.

Si ERC ha consentido en hacer de tonto útil o es CiU la que asume papel tan deslucido es cosa a debate. Pero poca duda hay de que son los convergentes los que han introducido la salvedad, ese "depende" del que cuelga la consulta. Por Esquerra se haría mañana mismo. ¿Quiere decirse que Artur no va a convocarla? No. ¿Quiere decirse que va a convocarla? Tampoco. Hará aquello que crea conveniente para asegurarse su permanencia en el poder. Como hasta ahora. Cualquier pacto de los que sellaba la pandilla de Guillermo el Travieso es más fiable que uno firmado por Mas con notario o sin notario. 

En España

    0
    comentarios

    Servicios