Menú

Champions League

Daniel Blanco

Liverpool - Milan 2005: La final de la remontada más increíble

El Liverpool de Rafa Benítez volteó un 3-0 en contra en la segunda parte en una final histórica.

Daniel Blanco
0
El Liverpool de Rafa Benítez volteó un 3-0 en contra en la segunda parte en una final histórica.
Dudek, gran protagonista de la increíble remontada del Liverpool | EFE

Seis años antes, en Barcelona, el Manchester United le remontó al Bayern de Munich la final en dos minutos, casi en el tiempo de prolongación. No imaginábamos un final tan increíble y pensábamos que sería difícil de repetir pero lo que se vio en Estambul el 25 de mayo de 2005 traspasa los límites de la razón. Cómo un equipo, hundido y apabullado por otro en los primeros 45 minutos, es capaz de rehacerse como hizo aquel Liverpool en una ya histórica noche de las Copas de Europa.

Fue el Milan de Ancelotti muy superior en la primera parte, con orden, con rapidez y con dos puñales arriba. Llevando desde el primer minuto (gol de Maldini) la final a su terreno, al que más le gusta a un equipo italiano que, además, opta por la velocidad y la transición fulgurante cuando el marcador es favorable. El Liverpool notó el mazazo del inicio, se intentó rearmar pero recibió dos golpes mortales, o casi. Los dos goles de Hernán Crespo sentenciaban la final. O eso parecía.

Lo que sucedió en la segunda parte de ese gran partido forma parte de la historia. Marcó Gerrard, marcó Smicer y el Liverpool se lo creyó desde el minuto 59. Toda una vida quedaba para llegar a la meta y el equipo inglés, aún debajo en el marcador, ya estaba empezando a ganar la final. El Milan se asustó, dejó de ser el equipo engrasado del primer acto y dejó de jugar como un ganador. Un penalti de Gattuso a Gerrard señalado por el español Mejuto González, testigo excepcional de aquella gesta, provocó el empate. Xabi Alonso falló pero aprovechó su rechace.

La prórroga trajo nervios, tensión, la huida hacia adelante del Milan que se creyó que podía poner las cosas en su sitio. Primero Stam en un remate que rozó el palo, pero sobre todo Shevchenko en una doble ocasión fantástica. El primer remate de cabeza lo salvó Dudek con una parada descomunal pero el rechace lo salvó el polaco a la heroica, todavía no sabe cómo, en la línea de gol y con todo a favor para el ucraniano.

Los penaltis acabaron de sepultar al Milan. Lo hicieron en los dos primeros lanzamientos. Fallaron Serginho y Pirlo y acertaron Hamann y Cisse. El equipo de Rafa Benítez dominaba 2-0. Como en toda tanda algo de emoción hasta el final. Marcó Tomasson, falló Riise y anotó Kaka para ponerle toda la presión a Smicer que acertó con la portería de Dida. A Shevchenko le pudo toda la presión en un penalti muy mal tirado. El Liverpool agarraba con fuerza la gloria 21 años después.

Es historia de la final todo el partido, la parte para cada equipo. Es historia la charla del descanso. De qué les dijo Benítez, al margen de motivación pura, no nos enteraremos en los términos exactos pero desde luego hizo efecto. Lo que más se acerca a comprenderlo es lo que le dijo el madrileño a un periodista amigo años después. "Imagínate qué les dije para remontar un 3-0 en contra a todo un Milan. Desde luego, no hablé precisamente de táctica". Ustedes mismos.

Daniel Blanco es subdirector de El primer palo

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios