Menú
EDITORIAL

Lo que Sánchez debe a Díaz Ayuso

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz ocultan que el repunte del mercado laboral de noviembre responde sobre todo al impulso de la Comunidad de Madrid.

EDITORIAL
0

Las buenas cifras del paro del pasado mes de noviembre han dado pie a una actitud triunfalista del Gobierno que se compadece bien poco con la situación real de nuestro mercado de trabajo. La campaña de propaganda puesta en marcha por el Ejecutivo socialcomunista pretende que España ha superado la crisis provocada por la pandemia vírica y que la recuperación de la economía se está produciendo de manera más robusta que en los países de nuestro entorno. Sin embargo, si atendemos a los datos reales, la recuperación está muy lejos de haberse producido y, lo que es más preocupante, la senda emprendida no es la más indicada para volver a alcanzar los niveles de bienestar anteriores a la pandemia.

En primer lugar, hay que denunciar el maquillaje de las cifras del Gobierno en relación con el sector público. El Gobierno exhibe como un gran mérito la bajada del paro en casi 75.000 personas en noviembre, lo que nos situaría en cifras similares a las existentes antes del surgimiento del covid-19. Sin embargo, si atendemos a la afiliación real —excluyendo a trabajadores en ERTE y autónomos en cese de actividad— hay casi 70.000 trabajadores menos en el sector privado que hace dos años. Y es que de los 270.000 puestos de trabajo creados desde febrero de 2020, 211.000 han sido plazas de funcionario y solo 60.000 corresponden al sector privado.

Pero lo que Pedro Sánchez y Yolanda Díaz se cuidan muy bien señalar, es que el repunte del mercado laboral experimentado este pasado mes de noviembre responde sobre todo al impulso de la Comunidad de Madrid, convertida cada vez más el verdadero motor de la economía española.

La política económica de Díaz Ayuso ha hecho que 6 de cada 10 nuevos empleos en España se hayan creado en Madrid, la región donde más ha caído el paro, que este pasado mes ha alcanzado el mayor dato de afiliación de toda su historia.

Si despojamos a la propaganda gubernamental de los dos factores antes señalados, se explica mucho mejor el porqué de las pésimas previsiones de todos los organismos internacionales sobre la economía española. Y es que, en contra de la propaganda del Gobierno, ni hemos salido de la crisis pandémica ni contamos en estos momentos con una economía boyante. Todo lo contrario. Según la OCDE y el FMI, España no recuperará esos niveles hasta 2024, lo que nos convierte en el único país europeo donde se da esa situación.

Pero lo peor es que la política económica de los socialcomunistas no va a revertir esa tendencia, sino que la está empeorando continuamente. Esa es la realidad de los datos económicos y no los burdos mensajes propagandísticos que tratan de colarnos Sánchez y Díaz.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia