Menú
EDITORIAL

Maduro y la cómplice desidia del gobierno español

Felipe Gonzalez podra decir que "no entiende" a Zapatero. Pero la verdad es que a Pedro Sanchez se le entiende perfectamente todo.

EDITORIAL
0

Criticaba hace unos días el expresidente del gobierno Felipe González a todos aquellos que callan ante el "horror" que está padeciendo Venezuela por culpa de la empobrecedora y totalitaria dictadura de Nicolás Maduro habida cuenta de que ese vergonzoso y cómplice silencio no puede utilizar como "excusa" el desconocimiento o la ignorancia de lo que está pasando. Las criticas de González, que alcanzaban incluso al también ex presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero –a quien dijo "no entender"– bien podrían ser dirigidas también contra el actual gobierno de España. Ni Pedro Sánchez ni ninguno de sus ministros ha elevado la menor protesta ante los últimos atropellos del dictador venezolano que este martes ordenaba a policias y militares tomar al asalto el parlamento venezolano e impedir el acceso a los diputados con la delirante excusa de la colocación de una bomba por parte de la oposición democrática.

Es más, nuestro ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha considerado hasta "normal" el acoso que unidades del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) está sometiendo a la embajada española en Caracas –lugar donde se encuentra refugiado el opositor Leopoldo López- alegando que este preso político "escapó de su arresto domiciliario".

Teniendo presente que este asedio a la embajada española coincide también con el procesamiento de diez diputados de la oposición democrática o con el requerimiento que ha hecho Amnistía Internacional para que la ONU investigue los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el régimen de Maduro, la condescendencia y pasividad del gobierno español resulta todavía aun más inadmisible.

Las retóricas apelaciones al diálogo en el que se esconde el gobierno español no son de recibo pues como bien señalaba Felipe González en esas declaraciones "hay que estar en contra de utilizar el diálogo para ganar un tiempo que Venezuela no tiene. Para engañar". Y, ciertamente, como dice González "Maduro está utilizando el dialogo para engañar"; pero el Gobierno español –hay que añadir- lo está utilizando para ocultar y no tener que denunciar el horror al que está sometiendo a Venezuela la dictadura de Maduro.

La triste realidad es que el PSOE no quiere desairar a quien puede ser su principal socio de gobierno, Podemos, que es, a su vez, el principal aliado que tiene la dictadura venezolana en el extranjero. Y por eso Pedro Sánchez calla y mira para otro lado ante lo que sucede en Venezuela con la misma desfachatez con la que calla y guarda silencio ante lo que sigue pasando en Cataluña. Y es que de nada serviría la alianza de gobierno del PSOE y de Podemos si no cuenta también con el apoyo de los separatistas catalanes.

Felipe Gonzalez podra decir que "no entiende" a Zapatero. Pero la verdad es que a Pedro Sanchez se le entiende perfectamente todo, para vergüenza de los españoles y desgracia de los venezolanos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation