Menú

‘Impeachement’

A los ciudadanos se nos acaba de subir el IRPF de forma salvaje porque no hay un solo euro en las arcas públicas mientras los que se llevan el dinero de todos a espuertas ahí siguen campando tranquilamente por sus respetos.

Emilio J. González
0

Los españoles nos familiarizamos con el término ‘impeachement’ a raíz del escándalo de Bill Clinton y la becaria Mónica Lewinsky. Se trata de una figura propia del derecho anglosajón, que significa literalmente ‘bochorno’, según la cual se puede procesar a un cargo público. Pero el ‘impeachment’ no nació para censurar y juzgar la vida sexual de los políticos, sino la corrupción de los cargos públicos. Su origen se encuentra en la Inglaterra de 1376, al final del largo reinado de Eduardo III, cuando el clima político era irrespirable a consecuencia de la corrupción. Por entonces, los ministros del rey se estaban llevando el dinero de los impuestos a manos llenas. Con este telón de fondo se reunió el Parlamento para pedir más dinero a los ciudadanos, a lo que los representantes de la burguesía, los ‘comunes’, no sólo se negaron sino que forzaron que se aprobara un procedimiento por el cual juzgar a tanto ladrón. Los ingleses, desde luego, lo tenían muy claro ya por el siglo XIV: los impuestos no se pagan para que los políticos roben y quien se llena los bolsillos con ellos debe ir a la cárcel.

Pues bien, en la España de hoy estamos asistiendo a todo un rosario de escándalos en el que unos y otros se llevan a manos llenas los recursos públicos, el dinero de todos. Ha ocurrido en Andalucía, en Baleares, en la Comunidad Valenciana, de una u otra forma en muchas cajas de ahorros, presuntamente en el Ministerio de Fomento con José Blanco... ¿Ven ustedes a alguien en la cárcel, por ejemplo, al exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, pese a haber sido condenado, o a los responsables políticos y económicos de la quiebra de la Caja de Castilla-La Mancha o de Bancaja? Ni mucho menos. A algunos, como a Camps y a Matas, se les ha sentado en el banquillo de los acusados, pero ya veremos cómo termina esto. A otros, en cambio, se les intenta procesar, como a varios altos cargos de la Junta de Andalucía, y en seguida salen las voces altisonantes de algunos de sus compañeros de partido llamando al juez o la jueza que instruye la causa absolutamente de todo, despreciando olímpicamente la independencia de la Justicia y tratando de convertir un caso de latrocinio en otro de persecución política. Y, mientras tanto, la clase política da cada vez más la espalda a la sociedad y ésta se harta cada vez más de los políticos y de las instituciones.

Ante semejante panorama, cualquier persona con un mínimo de sentido común entiende que este país necesita urgentemente todo un proceso de regeneración. A los ciudadanos se nos acaba de subir el IRPF de forma salvaje porque no hay un solo euro en las arcas públicas mientras los que se llevan el dinero de todos a espuertas ahí siguen campando tranquilamente por sus respetos. No soy especialista en Derecho y, por tanto, en mi ignorancia, desconozco si en España hay una figura jurídica como el ‘impeachment’, pero si no existe, el Gobierno de Rajoy debería crearla de forma inmediata porque esto ya no hay quien lo aguante.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco