Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
IBEROAMÉRICA

Si cae Estados Unidos, caen todos

El enemigo común de los rojos latinoamericanos es EEUU, al que odian con furor pero sin el cual no podrían subsistir. En la última reunión del Foro de Sao Paulo, celebrada en Montevideo, EEUU fue acusado de nuevo de todos los males. Los sabios estadistas participantes en tal acontecimiento, que están haciendo sumamente prósperos y felices a sus súbditos, pretenden convencernos de que el comunismo es mejor que el capitalismo. Chávez, Ortega, Morales y compañía siguen, pues, luciendo su tozudez e imbecilidad.

0
Los izquierdistas del Cono Sur deberían rogar por que la superpotencia siga creciendo y enriqueciéndose, ya que el dinero que envían los hispanos residentes en Estados Unidos es el colchón económico que evita que las economías de la región colapsen y haya levantamientos violentos contra sus incompetentes y pervertidos regímenes.
 
Según ha informado el BID, las remesas que recibe Latinoamérica desde EEUU experimentaron una desaceleración en 2007. Las causas no fueron exactamente las mismas en todos los países, pero en todos los casos desempeñó un papel fundamental los altibajos de la economía estadounidense y la devaluación del dólar. De acuerdo con el referido organismo, se trata de la primera vez que el incremento interanual no alcanza los dos dígitos. En 2007 los envíos sumaron 66.500 millones de dólares, un 7% por encima del dato registrado en 2006.
 
Quienes más se benefician de las remesas son las peores economías de la zona, entre las que se cuentan Venezuela, Bolivia y, por supuesto, Cuba, que sobrevive a su miseria, después de que la URSS le cerrara el grifo, gracias a las divisas que envían los cubanos residentes en EEUU. Las remesas representan el 43% del PIB de la Guyana, y el 35% del de Haití.
 
Si el petróleo sube, si el dólar baja, el bolsillo de quienes envían las remesas se resiente, y, por tanto, también se resiente la economía de los receptores de ese dinero. La política de Chávez y sus aliados árabes de no incrementar la producción de crudo afecta, asimismo, a los latinoamericanos de menos recursos (venezolanos incluidos), sumiéndoles aún más en la pobreza.
 
Si los norteamericanos pierden poder adquisitivo, no pueden comprar artículos de  exportación ni, menos aún, dedicarse a la caridad. Una recesión en EEUU afecta a la humanidad entera. Aquellos que se alegran de ver tambaleante al coloso no se dan cuenta de que, si cae, lo hará encima de todos nosotros. Ni siquiera las economías poderosas se verían libres de problemas, dado que su mayor comprador de  productos con alto valor agregado es Norteamérica.
 
Algunos consideran que Estados Unidos está en recesión. ¿Qué significa eso? Hay un viejo chiste que dice que se está en recesión cuando el vecino pierde el empleo, y en depresión cuando quien se va al paro es uno mismo. Lo cierto es que no hay una definición que complazca a todos. Para la macroeconomía, una economía se encuentra en recesión cuando su PIB decrece durante un año o más. Esta definición no gusta mucho a los economistas, por dos razones: porque no toma en consideración los cambios en otras variables –por ejemplo, ignora las tasas de desempleo y la confianza del consumidor– y porque utilizar información trimestral hace difícil localizar exactamente cuándo nace o muere una recesión.
 
¿Qué es una depresión? Antes de la de 1930, cualquier vuelco en el crecimiento era considerado una depresión. El término recesión surgió, precisamente, para diferenciar las crisis menores de la Gran Depresión. De aquí se extrae una definición muy sencilla: una depresión es una recesión más duradera y profunda de lo normal.
 
 
© AIPE
 
JOSÉ BRECHNER, periodista y ex diputado boliviano.
0
comentarios

Servicios