Menú
CHUECADILLY CIRCUS

I love Margol

O le odio, que para el caso es lo mismo. Hace unas noches alguien señalaba en una emisora de radio que en España la notoriedad se mide por el número e intensidad de insultos que uno recibe, así que he decidido despedir la temporada ofreciéndoles una sucinta y morbosa selección de mi corta fama, sin censura y en versión original, para mayor gloria de la lengua común.

0
Comenzaré con un amigo de Pedro Solbes aficionado a la telebasura (sospecho que no se pierde un programa) que, a propósito de mis comentarios sobre Boris Izaguirre, me escribió lo siguiente:
Has ido a ensalzar el típico personaje amoral que pulula tanto en las pantallas de nuestras casas y al que no veo superior a los monstruos de "gran Hermano" o a cualquier programa de la ingle. Todos debeladores del orden institucional, laborando duramente codo con codo con el gobierno, no sé si me entiendes. Pero supongo que es lo que a ti te gusta. Te escudas en el anarcocapitalismo, que es una entelequia que sirve para hacer más fuerte el socialismo. Menudo refugio te has buscado. Una coartada perfecta.
Meses antes de compartir conmigo sus agudas reflexiones sobre la cultura popular, el socialismo y mi presunto anarco-capitalismo, me había obsequiado con otra perla de su pensamiento más profundo: "Abajo los homosexuales que corrompen a nuestra infancia. Censura al DOG a tope. Gallardón al paredón". Días después añadió: "Todos los homos, corruptores. Maricones, a vuestras casas. Beberos la cicuta, perversotes". Espero que la gramática y la semántica que gasta no guarden relación con su salud mental.

Mención aparte merecen los que se preguntan sobre mi auténtica orientación sexual, o que apuntan a los Sres. Jiménez Losantos, Ussía y Recarte como autores de Chuecadilly Circus, no sin añadir una buena ración de calificativos como "fascista", "facha", "ultra" y "franquista". Creo que los tres señores de arriba tienen cosas más importantes entre manos que hacer la versión libero-gay de Lobsang Rampa, así que les ruego dejen de hacerse películas.

Un tema que no podía faltar es mi afición al spanglish, un hábito que levanta pasiones entre algunos lectores:
Tampoco creo que sea el primero en llamarle la atención, por otra parte, sobre el intercalado sistemático de anglicismos supérfluos a los que recurre semana sí, semana también. Nadie duda a estas alturas de su familiaridad con el inglés. Ahora bien, si considera que tiene que echar mano de estos apaños para parecer sofisticado, uno se pregunta si dominará usted el castellano (...) de modo que lastre los altos vuelos de esta estupenda publicación, referencia de la derecha en España e Hispanoamérica. ¡Haga un pequeño esfuerzo, hombre, que seguro que da para mucho más!
 
***
 
¿Te crees que por escribir frases cortas en inglés en un texto farragoso e interminable eres más interesante? A mi me hace pensar que eres el típico pijo rancio de derechas tipo Agaz. Que pena, yo crei que Libertad digital no publicaba cualquier cosa.
A éste, que también escribe aquí, pero no cualquier cosa (no me negarán que los editores y correctores de la casa se ganan el sueldo), le ha faltado el "¿A que mola parecer de izquierdas?" que le espetaron un día a Mary White y que a mí me han reprochado varias veces.

Volviendo a mis críticos zurdos, algunos de ellos recurren, además de a los consabidos epítetos y consignas guerracivilistas ("Viva la república hijodeputa" –¿quién nació de una puta, la república transexual o yo?–) a sesudas cogitaciones como las que siguen:
¿que diferencia hay entre apoyar a eta y a franco? es lo mismo ambos asesinos etarras y franquistas hacen lo mismo si no piensas como ellos sobras en el mundo es lo mismo leerte a ti que leer un articulo de de juana chaos ¿o no? ambos no aceptais ideas distintas a las vuestras, se nota que para comer debes de hacer la pelota a federico jimenez gran democrata que no deja hablar a nadie que no piense como el ¿y tu dices defiendes la libertad?

Que panfleto es libertad digital que mezcla el liberalismo egoista, el mensaje evangelico y el mensaje del mariconerio. INCOMPATIBLES TOTALES.
A este último, al parecer militante del socialismo falangista, le gusta encabezar su correspondencia con un "Como nos llames maricones a los falangistas te voy a matar. ¡Hijo puta!". Creo que se refería a las insinuaciones que Martín Prieto y otros estudiosos han hecho a propósito de la orientación sexual del líder nacional-sindicalista, y de las que me hice eco en una ocasión. No es la primera amenaza de muerte que recibo (mis lectores habituales ya conocen la de aquel batasuno), y me temo que no será la última. Si Umbral sobrevivió a lo suyo en ABC, yo, que ni fui ni soy comunista ni tampoco admirador de Bibiana Fernández –ese día no se habló de otra cosa en la cafetería de la facultad; alguien debería rescatar aquellos artículos, lo mejorcito que se publicó en la prensa de entonces–, también llegaré a viejo.

Sin embargo, no todo es bilis y rabia más o menos desbordada (gajes del oficio, al fin y al cabo). También los hay que se toman con buen humor mis pellizcos de monja. Desde lo que parecen altas instancias me llegó esta respuesta a mis alusiones venenosas a la vicepresidenta del Gobierno:
Me ha dolido en el alma esta frase: "Cualquier tarde de éstas sufre [Eduardo Zaplana] un vahído en plena interpelación parlamentaria, Maritere de la Vogue le aplica el boca a boca... y el bueno de Eduardo no vive para contarlo. Las digestiones de azufre son malísimas".Y, al mismo tiempo, no puedo dejar de darle las gracias por su mordacidad. Reírse a carcajadas es buenísimo para combatir las arrugas, me han asegurado algunos asesores. Gracias por su artículo y no se prive de cuánto bocado sea necesario para mantener el tono.
En el mismo talante deportivo responde un blogger de Red Liberal del que me burlé, hace bien poco, por su hiper-masculinidad:
Reconozco que me has calado. Y que lo de compararme con Hola me ha llegado al alma (sí, soy de los que miro de reojo las revistas del corazón mientras las lee mi mujer).
Para que luego digan que me equivoco o que hablo sin saber. El simpático bitacorero adjunta un autógrafo digno de la mismísima Madonna, a quien seguro admira en secreto, o al menos admiraba antes de que la diva se hiciera vigoréxica, como dicen que le ocurrió a Aznar.

Hablando de políticos, reproduzco el desmentido que me remitieron desde la Delegación de Medios de Comunicación de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid en respuesta a los rumores publicados aquí sobre la mediación de Santiago Fisas a favor de los organizadores del festival gay Infinita para que éste pudiera celebrarse en el Palacio de los Deportes, dependiente de la Consejería de Ídem:
Sólo quería trasladarte que la información proporcionada por las "fuentes cercanísimas" a la organización del Orgullo es incorrecta en lo que afecta a la supuesta intervención de Santiago Fisas. No ha habido ninguna operación de rescate "pilotada desde la Comunidad de Madrid por Fisas" en lo que respecta a la fiesta Infinita en el Palacio de Deportes.
Como el tiempo y el espacio apremian y mi editor se va de vacaciones, me ha sido imposible reproducir las aportaciones y sugerencias de algunos sufridos lectores que, además de leerse mis artículos hasta el final, todavía tienen ganas de elaborar sobre mis historias y contribuir con las suyas. Aunque me cueste una nueva bronca del maromo, les dedicaré al menos una entrega de septiembre. A ellos y a los demás les deseo "un muy feliz verano, lleno de amor, ternura y erotismo" (Cristina López dixit).

(Por cierto, si quieren sazonar sus tardes de estío con una dosis de pimienta y sal, les recomiendo el nuevo programa de Aída Nizar en Punto Radio. Se emitirá de lunes a viernes a partir de las siete y media de la tarde, y promete ser la bomba: noticias del corazón y una ronda por los lugares más encantadores y glamorosos de la geografía española, para que los que la tienen rellenen su agenda y los que no... sigamos soñando. A real must!).
 
Gracias por su paciencia y hasta pronto. Que Dios les bendiga a ellos y al ecritor Leopoldo Alas, de cuya muerte me acabo de enterar. Bochorno, Los amores periféricos y Los de la acera de enfrente son algunos de los libros que más me han influido, no sé si para bien o para mal. Si tienen tiempo, échenles un vistazo. Seguro que los disfrutan igual que yo. Desde aquí, mi conmiseración y mis mejores deseos a sus parientes y amigos, entre ellos Yolanda y Amaya. Un beso a las dos.
 
 
Enquire within: chuecadilly@yahoo.es
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco