Menú

Lecciones de los atentados de Boston

Ya ha pasado tiempo suficiente como para empezar a identificar algunas de las importantes lecciones que ofrece el ataque a la maratón de Boston.

Fundación Heritage
0

Ya ha pasado tiempo suficiente como para empezar a identificar algunas de las importantes lecciones que ofrece el ataque a la maratón de Boston. Aquí tiene algunos puntos que, incluso ahora, son evidentes:

1. La práctica conduce a la perfección. La respuesta ante la tragedia de Boston fue ejemplar. Los primeros en prestar auxilio fueron capaces de identificar a las víctimas de forma rápida y eficaz, atender a los heridos, despejar la zona y comenzar con la investigación. Pero ese éxito no ocurre por casualidad. Es el resultado de diez años de planificación, preparación y práctica. Estados Unidos está a día de hoy notablemente mejor preparado para dar respuesta a un incidente catastrófico de lo que lo estaba en septiembre de 2001. Por tanto, deberíamos reconocer y aplaudir esa evolución.

2. No es una labor federal. En el caso de Boston, la respuesta inicial y las iniciativas de recuperación fueron llevadas a cabo casi exclusivamente por agentes locales y estatales. El papel de las autoridades federales se hizo patente únicamente durante la fase de investigación. Y así es como debería ser. Tenemos que recordarnos una y otra vez que no todo es de responsabilidad federal.

3. No podemos alcanzar el 100% de seguridad. Ningún sistema de defensa es perfecto. No podemos proteger a todos, en todos sitios, todo el tiempo. El pueblo americano ha logrado comprender esa verdad. La respuesta pública a los sucesos de Boston ha sido comedida, razonada y madura.

4. Una cuestión forense. El sistema integral de investigación y análisis que se ha desarrollado en Estados Unidos desde el 11 de Septiembre está dando resultados. Y aunque hay muchos que denuncian estos desarrollos como propios de un "Estado vigilante", Boston nos recuerda que las herramientas antiterroristas tienen valor. La respuesta correcta, como siempre, es utilizar mecanismos de supervisión e inspección para garantizar que estas herramientas se usan para los fines adecuados (como rastrear a los asesinos de Boston) y no para fines políticos inapropiados.

5. El factor humano es incluso más importante. No obstante, quizás la mayor lección sea esta: los americanos (y muy especialmente los bostonianos) son un pueblo resistente. Incluso cuando nos golpea la tragedia, respondemos con la mano y el corazón abiertos. Ya sean los corredores que siguieron corriendo hasta el hospital para donar sangre o miles de personas que han prestado voluntariamente su tiempo y energía para ayudar, sabemos que Boston saldrá adelante y prosperará. De hecho, el próximo año espero ver el doble de gente participando en la maratón.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation