Menú
ASUNTOS EXTERIORES

Un nuevo chasco: los resultados electorales

La prensa internacional, sobre todo aquella dominada por ilustrados y progresistas a uno y otro lado del Atlántico, que es la mayoría, estima que los españoles no hemos hecho lo que se esperaba de nosotros en las elecciones del 25-M. Con el recuento, menudo chasco se llevaron.

0
Estos días, la prensa extranjera viene llena de noticias y comentarios apasionantes. Centran la atención los vuelos líricos con que ha presentado el proyecto de Constitución europea de Valéry Giscard d’Estaing y los preparativos de los festejos del G8 en Évian, Francia, donde Bush tendrá ocasión de intercambiar algunas amables palabras con Chirac y con Schroeder. Están también las huelgas en Francia, que tienen repercusión mucho más allá de las fronteras francesas porque, evidentemente, en Europa se ha roto el tabú que rodeaba el tema de las pensiones.

Pero, como la cuestión que nos afecta más directamente ha sido el de los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, nos centraremos en este asunto y dejaremos para más adelante, a medida que vayan desarrollándose, los demás. The Wall Street Journal Europe supo comprender desde antes de las elecciones la importancia del voto de los españoles. En un editorial previo a los comicios, ofreció una lectura internacional de la votación. Las primeras elecciones celebradas en Europa después de la guerra iban a poner a prueba, afirmaba, el respaldo de la población a la política de firmeza ante Irak, es decir ante el terrorismo y ante los Estados delincuentes como el Irak de Sadam Husein. Luego, por prudencia, se curaba en salud afirmando que las elecciones tenían otras lecturas en clave interna. Es cierto, pero lo importante ya estaba dicho.

En coherencia con esta interrogante, The Wall Street Journal Europe ha vuelto a dedicar otro editorial a “La respuesta de España a Aznar” (27.05.03), que empieza afirmando que “José María Aznar puede sentirse fortalecido” tras la ola de “histeria” en la que los socialistas quisieron sumergir a la sociedad española por el apoyo del Gobierno a la liberación de Irak. El editorial insiste en la victoria de Ruiz Gallardón en Madrid –sin olvidar una mención a Ana Botella–, recoge la victoria del PSOE en algunas comunidades y, aunque señala que el Partido Popular no conseguirá gobernar en la de Madrid, no deja de comentar que ni aquí ni en Barcelona podrán los socialistas gobernar en solitario. La victoria que se está atribuyendo el PSOE es, como mínimo, una victoria “amarga”, dice el editorial, que cita otro de La Vanguardia, al que llama periódico de “centro izquierda”.

The Wall Street Journal Europe es el único periódico que alude en un editorial a la tragedia de Turquía, recordando sobriamente que la voluntad de Aznar y, como se ha demostrado, de la sociedad española, por estar a la altura de las responsabilidades que les corresponden como una de las democracias más ricas del mundo, también exige sacrificios.

Los demás periódicos se muestran más contenidos, por no decir pacatos, en el tratamiento de los resultados de las elecciones españolas. The New York Times da el tono general con el titular que le dedicó a la noticia: “El partido de Aznar conserva Madrid en las elecciones” (26.05.03), y reduce la lectura internacional que tiene el resultado del voto. Demuestra en cambio su talante de izquierda progresista resaltando en otro artículo los gritos de indignación proferidos contra el gobierno en la ceremonia de Torrejón (28.05.03). Es mejor ahorrar cualquier comentario acerca de actitudes como esta del New York Times, que traen a la memoria las cínicas manipulaciones propagandísticas del dolor ajeno tan frecuentes durante la guerra.

The Miami Herald, además de señalar que “El partido de Aznar se porta mejor que lo esperado” en las elecciones (26.05.03) , informó días antes de que la Cámara de Comercio Española en Miami ha elegido a Aznar “español del año” por su liderazgo en la crisis de Irak y su apoyo a los Estados Unidos (26.05.03).

Le Monde y Libération reconocen que Aznar ha salido respaldado por las urnas, aunque, como era previsible, no sacan las conclusiones que otros pensamos que se pueden sacar de lo ocurrido. Ambos periódicos intentan disimular el fracaso socialista con el recurso al recuento total de los votos. Le Monde, voluntarista e incluso militante, sostiene que la dispersión de votos sufrida por la izquierda no se repetirá en las elecciones generales del año que viene (26.05.03). De derrota en derrota hasta la victoria final.

The Independent, por su parte, no se había privado de nada. Antes de la celebración de las elecciones, señaló como un hecho relevante que un mitin de Ana Botella en Madrid se había celebrado en el parque de Eva Perón (18.05.03). El corresponsal de The Financial Times en Madrid, que debe de tener una visión algo excéntrica de la vida, además de obsequiar a los lectores con un paseo por los bares de la Latina en la edición de fin de semana, comentaba que los resultados de las elecciones, además de dar un respiro a Aznar, también habían fortalecido la posición de Zapatero (27.05.03). Total, que los españoles no hemos hecho lo que los ilustrados y progresistas, de uno y otro lado del Atlántico, esperaban de nosotros. Menudo chasco.

La otra semana comentaremos el largo trabajo que The Financial Times ha venido dedicando durante cinco días a las negociaciones previas a la guerra, y que es seguramente el núcleo del primer libro sobre la ruptura transatlántica.
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco