Menú

La vacilante operación 'Inherent Resolve'

A esta operación militar sería mejor llamarla 'Confusión Infinita'.

Max Boot
0

Si quieren reírse un poco, vayan a la página web del Mando Central y entren en la sección de sus comunicados de prensa. Cada día hay una nueva entrega sobre la campaña aérea contra el Estado Islámico en Irak y Siria, denominada, de forma incongruente, operación Inherent Resolve["Resolución Inherente"]. El último comunicado emitido [en el momento de escribir este artículo] es del 28 de octubre:

Las fuerzas armadas estadounidenses siguieron actuando el lunes y hoy contra los terroristas del Estado Islámico en Siria en cuatro ataques aéreos llevados a cabo con cazas y aviones de ataque a tierra. Por otra parte, el lunes y hoy Estados Unidos y las fuerzas militares de naciones asociadas llevaron a cabo nueve ataques aéreos en Irak contra terroristas del Estado Islámico, en los que se emplearon aviones de ataque a tierra, cazas y aeronaves pilotadas a distancia.

¿Y qué tiene esto de divertido? Pues el hecho de que el Mando Central esté anunciando a bombo y platillo unos insignificantes 13 ataques aéreos, lo que no hace más que poner de manifiesto lo endeble que sigue siendo toda esta campaña.

Entre el 7 de octubre de 2001 y el 23 de diciembre de ese mismo año –un período de 75 días– las fuerzas aéreas que combatían contra los talibanes y Al Qaeda en Afganistán realizaron 6.500 salidas y lanzaron 17.500 municiones. En cambio, entre el 8 de agosto y el 23 de octubre de este año (76 días), Estados Unidos ha llevado a cabo en Irak y Siria tan sólo 632 ataques aéreos y ha lanzado 1.700 municiones.

Y, lo que aún es más, Washington sólo ha enviado a 1.400 efectivos a Irak y les ha prohibido mezclarse con unidades que lleven a cabo operaciones de combate, lo que limita enormemente su capacidad para solicitar ataques aéreos o para ofrecer un asesoramiento eficaz.

No es ninguna sorpresa, por tanto, que, entre los militares, haya quienes refunfuñen acerca de lamicrogestión [entendida como un excesivo afán de control y supervisión hasta lo insignificante, que ralentiza los procesos y las decisiones] y el insuficiente compromiso de la Casa Blanca(ambas quejas se revelan en este artículo de Josh Rogin y Eli Lake en el Daily Beast). Se citan las palabras de un "alto mando de Defensa":

Estamos sufriendo un montón de microgestión por parte de la Casa Blanca. Decisiones básicas que deberían tomarse en cuestión de horas a veces llevan días.

Entre las ilógicas limitaciones impuestas por el presidente y sus asesores se encuentra la de que el general estadounidense responsable de formar a las fuerzas en Siria debe "construir desde cero un nuevo ejército rebelde, pero no se le permite trabajar con brigadas existentes, lo que supone que debe encontrar y adiestrar a nuevos soldados, buscándolos fundamentalmente en campamentos sirios de refugiados en Turquía, Jordania y el Líbano. Y, lo que es más, las dimensiones del programa sólo producirán 5.000 combatientes al año una vez comience el adiestramiento, la mayoría de los cuales servirá como fuerzas de defensa local y, en realidad, no atacará al Estado Islámico, según dos oficiales a quienes se informó del plan".

Sin duda, los expertos en propaganda de la Casa Blanca serán capaces de ponerle objeciones a algún detalle del artículo, y de desviar así las críticas. Pero las quejas expresadas en él me parecen completamente creíbles y legítimas. A esta operación militar sería mejor llamarla Confusión Infinita.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation