Menú

El balance

Tarek captó el momento en el que Mariano y Viri se miraban mientras ojeaban la prensa. A veces una instantánea vale más que mil palabras.

Pablo Montesinos
0

El día se me ha hecho raro. He dormido en casa y mi único contacto con el PP ha sido para acercarme a la sede, ver qué tal van los preparativos y rascar algún datillo del tipo "qué periódico ha leído hoy Mariano" o si "le ha regalado algo en especial a su hijo mayor por las buenas notas". La sombra de las turbulencias financieras sigue ahí, pero démonos 48 horas y el lunes, al toro.

Mi reflexión hoy se la dedicaba a la campaña, más que al voto; ese periodo de quince días tan distinto para los dos, con dos líderes cuya estrategia ha sido como agua y aceite. Nos merecemos un café y ponernos al día, si es que no lo hemos hecho lo suficiente con nuestras misivas. Releyendo muchas de ellas, parece que vivíamos en mundos diferentes, que los protagonistas de nuestras crónicas no se encontraban en la misma España.

Haciendo balance de estos días de caravana y pidiéndome a mí mismo elegir un lugar, me vino a la mente Melilla. Vaya por delante que era la única ciudad del recorrido popular en la que nunca había estado, pero me dejó sorprendido. "Viva Mariano, viva España", se le gritó en mitad de su casco histórico, impregnado de aires coloniales. Terreno africano, sí, pero más patriótico que el resto.

Tras elegir sitio, me puse con los discursos. Y no lo dudé: el último. "España es una de las naciones más importantes de la historia universal. Ha llegado la hora de escribir una nueva página en la historia, ha llegado la hora de los españoles", afirmó un Rajoy que parecía que pronunciaba su discurso de investidura.

La imagen de mi balance se tomó en los aires, a medio camino entre Melilla y Málaga. Tarek, uno de los fotógrafos de Génova, captó el momento en el que Mariano y Viri se miraban mientras ojeaban la prensa. A veces una instantánea vale más que mil palabras, y esta fue perfecta.

Lo personal te lo dejo para el prometido café, y también esos problemillas técnicos (creo que tú también perdiste el móvil) que nos hicieron perder en algún momento los papeles. Menos mal que ahí estaban los compañeros, y en ellos añado a ese grupo de peperos de la OIPP (Oficina de Información) que sólo buscan ayudarte. ¡Viva Marilar y su equipo!

De la reflexión al voto, y de éste a la fotografía del éxito o del fracaso. Cuando Rajoy vaya a votar en el colegio Bernadette la suerte ya estará echada. Y el lunes a escribir sobre la nueva etapa que, haciendo mías unas palabras de Mariano, "no va a ser fácil".

Ahora bien, qué duda cabe que la caravana es mucho más. A mí se me perdió el móvil (y su preciada agenda) aunque después lo recuperé y ahora vuela de Barcelona a Madrid, en Zaragoza el ordenador decidió morir para revivir ya en León y ¡qué decir de mis compañeros! ¡Y de los miembros del PP que nos han ayudado! Entre la precampaña y los días oficiales para pedir el voto, creo que ya no hace falta ni hablarnos para saber lo que estamos pensando.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco