Menú
Sofía Miranda Esteban

¿Qué le pasa a Carmena con la Navidad?

Estoy harta de que se disfrace de progresismo los complejos culturales que ciertos sectores de la izquierda arrastran.

Estoy harta de que se disfrace de progresismo los complejos culturales que ciertos sectores de la izquierda arrastran.
Manuela Carmena | YouTube

Me gusta la Navidad. Los belenes, las luces, el espumillón, los Reyes Magos, las reuniones familiares, el roscón de Reyes e incluso el tinte de bondad e ilusión que cubre nuestras ciudades y pueblos estos días.

Aunque hace tiempo que dejé de creer en cualquier religión, reconozco de dónde vengo, cuál es mi cultura y agradezco los valores que mi profesor de religión Dionisio me inculcó. (Gracias desde aquí por enseñarme que el esfuerzo, la honradez y la bondad son la mejor arma para triunfar).

Una siempre se ve obligada a hacer este tipo de confesiones antes de hacer ciertas críticas o posicionamientos para que no la tilden de retrógrada. Como si creer esto o lo otro te limitara el conocimiento y la capacidad crítica.

Pero es que estoy harta de que se disfrace de progresismo los complejos culturales que ciertos sectores de la izquierda arrastran. Que se deseche, se desprecie y censure nuestra cultura, nuestra historia. Que lo moderno, lo progre, lo cool sea menospreciar lo nuestro, que nos destruyamos como sociedad constantemente.

postal-carmena-2017.jpg

Y la diana de todos los dardos ahora es la Navidad. No sé si ustedes han visto la postal navideña que la alcaldesa ha escogido este año. Pues es de todo menos navideña. No voy a entrar en cuestiones estéticas, porque para gustos los colores, pero no se puede pretender felicitar la Navidad con una postal que no es de Navidad. Sería como querer felicitar el cumpleaños con una tarjeta de defunción.

Lo cierto es que en estos tres años de gobierno de Manuela Carmena estamos asistiendo a la secularización de la Navidad. ¿Creen acaso que el escándalo de la primera cabalgata de Reyes organizada por Ahora Madrid fue un descuido? Somos muchos los que empezamos a pensar que no. Primero fue la cabalgata, luego la desaparición de los belenes de lugares emblemáticos y ahora la postal no-navideña.

Pero las tradiciones no pertenecen a los políticos ni a ninguna ideología. Las tradiciones pertenecen a la sociedad, a cada uno de nosotros. Por ello, es la ciudadanía la única que puede y tiene el poder de hacerlas evolucionar, nunca los políticos y nunca desde la política.

Me gustaría preguntar directamente a la señora Carmena si acaso se puede secularizar el Ramadán, el Año Nuevo Chino o el Diwali hindú.

No, claro que no se puede, señora Carmena. Primero porque todos ellos tienen una clara procedencia religiosa y rituales religiosos vinculados a ellos. Y porque imagínense que alguien se atreviese a desvincular estas festividades de su origen religioso. Les faltaría tiempo a los falsos progresistas izquierdistas que la rodean para salir en tropel con su dedo inquisidor acusando tal acto de falta de sensibilidad, de falta de respeto o incluso tacharlo de etnocentrista.

Entonces, ¿por qué lo hacen con la Navidad?

Por sus complejos, por esa manía revisionista que tienen con la historia, la cultura y la sociedad. Como si les perteneciesen sólo a ciertas personas elegidas, y más si pertenecen a Ahora Madrid, el uso de la verdad.

Sofía Miranda Esteban, concejal por Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios