Menú

Dos imputados por el robo de la droga admiten haber hecho paquetes con azúcar

El socio del agente de la Policía en excedencia detenido por el robo de cerca de 150 kilogramos de cocaína y heroína de los depósitos de la Jefatura Superior de la Policía de Sevilla y su pareja han reconocido que participaron en la elaboración de paquetes que contenían escayola, cola-cao y azúcar.

Europa Press
0
El socio del agente de la Policía Nacional en excedencia detenido por el robo de cerca de 150 kilogramos de cocaína y heroína de los depósitos de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, identificado como M.A.N., y la pareja sentimental de éste último, M.V.S.G., han reconocido ante la juez de Instrucción número 19 de Sevilla, Ana Escribano, que participaron en la elaboración de paquetes que contenían escayola, cola-cao y azúcar.

Así lo dieron a conocer distintas fuentes del caso, quienes señalaron que estas declaraciones de dos de los imputados en la causa forman parte de uno de los diez tomos de los que consta la instrucción, pues la juez Ana Escribano ha acordado levantar de modo parcial el secreto de las actuaciones que lleva a cabo con motivo del robo de droga. Así, el Juzgado ha decidido también prorrogar por un mes más el secreto sobre el resto de las investigaciones, que permanecen abiertas.

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que el socio del ex agente de la Udyco reconoció durante su declaración en sede judicial, realizada durante el pasado mes de septiembre, haber intervenido en la elaboración de unos paquetes, pero aseguró desconocer cuál era el destino que se le iba a dar, mientras que su pareja puso de manifiesto que "no sabía para qué le había dicho --el socio del ex agente-- que le ayudara a hacer esos paquetes".

Al hilo de ello, y según las mismas fuentes, el ex agente Lars S.M. intentó inculpar durante su declaración a su socio, aseverando que él mismo le dio entrada en la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental para que pudiera acceder allí y, así, proceder a la sustitución de la droga por estos paquetes que contenían cola-cao, azúcar y escayola.

"Desconocía las actividades de su marido"

Asimismo, las fuentes reseñaron que M.T.M.S., la esposa de Lars S.M., aseguró durante su declaración ante la juez de Instrucción número 19 que desconocía las actividades de su marido en este sentido, y que el origen de su patrimonio y de su dinero "está perfectamente claro y limpio", unas declaraciones que se incluyen en uno de los diez tomos que componen la instrucción del caso, tomo que alcanza los 300 folios.

Por último, informaron de que existe un informe-marco elaborado por la Policía Nacional en el que la Policía asegura que se han realizado una serie de pruebas de AND y dactiloscopicas sobre los paquetes que concluyen que las huellas encontradas coinciden con las de los imputados.

Por su parte, el abogado que defiende tanto al socio del ex agente como a la mujer del primero de ellos anunció que, en estos momentos, se encuentra estudiando la posibilidad de recurrir la prisión provisional comunicada y sin fianza ordenada para la mujer del socio del ex agente, aunque esta decisión se encuentra pendiente del estudio de una serie de diligencias.

Hay que recordar que la juez ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Lars S.M., así como de su socio y de la pareja sentimental de éste, M.V.S.G., el cual fue detenido junto a su pareja en el núcleo costero de Islantilla, en Lepe (Huelva), y que carece de actividad laboral regular, pero que al poco de descubrirse el caso adquirió en este lugar una residencia de verano valorada en aproximadamente 240.000 euros.

Delito contra la salud pública


La juez decidió decretar prisión para estos tres imputados por un presunto delito contra la salud pública agravado del artículo 369 del Código Penal, mientras que para la esposa de Lars decretó prisión eludible con el pago de una fianza de 30.000 euros por un presunto delito de blanqueo de capitales, un pago que fue satisfecho al día siguiente. 

El asunto, como se recordará, fue descubierto gracias a unos contra análisis practicados a la droga almacenada en los depósitos de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, donde el 5 de junio de 2005 se descubrió que unos 150 kilogramos de cocaína y heroína empaquetada en bolsas habían sido escamoteados y sustituidos por sustancias que a simple vista se asemejaban al material robado.

Los almacenes en los que se custodiaba la droga, usados casi exclusivamente por la Udyco, estaban cerrados con llave y las sustancias fueron sustraídas paulatinamente. Los investigadores de Asuntos Internos habían centrado sus sospechas en L.S.M. dado su papel en la Udyco y su posterior solicitud de una excedencia, porque el ex agente abandonó el servicio para impulsar un negocio de compraventa de motocicletas y embarcaciones de recreo en Sevilla capital.
 


Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios