Menú

La esposa del ex juez de Barcelona: "Me pegó y me intentó matar"

El ex juez decano de Barcelona José Manuel Regadera, aseguró que sólo se defendía de una agresión. (Volver)

juanguga dijo el día 16 de Septiembre de 2009 a las 13:18:00:

Lo de la esposa me parece una trola de aupa. No es creible que un hombre que se siente descubierto y él mismo confiesa su infelidad, quiera además pegarle a su mujer que para más detalles es karateka. Lo más lógico es que fué ella, al confirmarse su cornamenta y aprovechando sus conocimientos de lucha, y de que los jueces estarán de su parte, intentó pegarle al juez. De todos modos, llevando solo un año casados y con 50 años de edad, es para que solucionaran sus asuntos con más discreción.

CZP dijo el día 16 de Septiembre de 2009 a las 00:02:56:

Coincido con los dos comentarios anteriores, Pitufito y Berdonio, solo añadiría lo sospechoso que resulta que la mujer sea cinturón marrón de Karate.
Cada uno que saque sus conclusiones.

Pitufito dijo el día 15 de Septiembre de 2009 a las 18:29:51:

Se puede dar por jodido, España es el único país del mundo en que la palabra del hombre vale la mitad que la mujer, en la línea de los países musulmanes pero al revés, además con la nuevo jurisprudencia de los tribunales no hace falta que las pruebas sean coherentes, el juez a su conveniencia escojerá las pruebas que le convengan para la sentencia y descartará el resto, no sea que la realidad le estropee una sentencia progresista.

berdonio dijo el día 15 de Septiembre de 2009 a las 18:11:06:

La versión de la señora me parece absurda: una pareja decide separarse y tras discutir por una infidelidad de él, éste intenta impulsivamente matarla porque (él) no quiere divorciarse ya que la desprecia y no la soporta. Eso no tiene sentido. A pesar de lo cual, en los tiempos que corren de presunta culpabilidad masculina, el tío lo llevaría claro con el simple testimonio de ella acusándole si no fuera por que es un juez. Este último detalle puede que le salve.

La verdad es que comprendo a la señora. El comportamiento del tío ha sido probablemente inmoral y ella siente que está haciendo lo justo aprovechando la coyuntura judicial al servicio de la política para sus venganzas personales. Lo que ya me cuesta más entender es que se promulguen “leyes” expresamente diseñadas para condenar a inocentes a base de pisotear derechos fundamentales, porque se considere que eso puede dar lugar a efectos políticos interesantes como sería erradicar un hipotético machismo causante de una generalizada violencia sobre las mujeres. Me inquieta que sacrificar a inocentes –tesis fundamental del totalitarismo fascistaestalinista- pueda ser la solución a algo.

Fíjense lo que digo. No necesito rebatir las majaderas premisas de la absurda ideología de género, que puedo hacerlo fácilmente. Es que, aunque estuvieran en lo cierto, que ni de lejos lo están, estoy negando la mayor: rechazo los métodos fascistas de sacrificar inocentes en pos de utopías. ¿Y ustedes? ¿Son ustedes fascistas? ¿Les parece correcta la fascista ley de violencia de género porque su intención sea “buena”?

« 1 »