Menú

Sólo un centenar de madrileños reunidos para conocer la última historia de Harry Potter

A la una en punto de la madrugada de este sábado se puso a la venta la edición inglesa del séptimo y último libro de Harry Potter ante la expectación de más de un centenar de seguidores del mago que acudieron a una librería madrileña ataviados con varitas, gorros y capas deseosos por hacerse con un ejemplar. Pero, menos expectación despertó en Japón ya que sólo fueron una veintena los aficionados congregados. Todo lo contrario de lo que ha supuesto en EE.UU., que antes de salir a la venta ya se había convertido en un gran éxito.

0
A la una en punto de la madrugada de este sábado se puso a la venta la edición inglesa del séptimo y último libro de Harry Potter ante la expectación de más de un centenar de seguidores del mago que acudieron a una librería madrileña ataviados con varitas, gorros y capas deseosos por hacerse con un ejemplar. Pero, menos expectación despertó en Japón ya que sólo fueron una veintena los aficionados congregados. Todo lo contrario de lo que ha supuesto en EE.UU., que antes de salir a la venta ya se había convertido en un gran éxito.
Congregados por el Libro de Harry Potter. (EFE)
LD (EFE) El local de la Casa del Libro de la Gran Vía de Madrid había organizado una fiesta de presentación para que los fans del joven mago se entretuvieran hasta que pudieran adquirir, por 28,50 euros, "Harry Potter and the Death Hallows", de la escritora J.K Rowling.

Desde las ocho de la tarde, decenas de personas hicieron cola a las puertas de la librería para participar en la fiesta en la que pudieron disfrutar de juegos y actividades, todos relacionados con las aventuras de Harry Potter, aunque sobre todo, para comprar el libro.

"He venido para ver el ambiente, para jugar, porque es el último libro y había que venir", comentó Valentín, de 17 años, quien ocupaba el primer puesto de la cola y que vestía una capa negra como la del mago.

Nadia, de 23 años, también vestía la capa de Harry Potter, además de un gorro y una varita y afirmó que había acudido a La Casa del Libro porque ya tenía encargado su ejemplar y quería recogerlo "lo antes posible".

Durante la hora que duró la fiesta, los asistentes que llenaron el local jugaron a adivinar escenas de las diferentes películas de Harry Potter a través de la mímica, o al conocido juego "Stop" en el que con una letra tuvieron que escribir varias palabras de diferentes aspectos de las aventuras del mago.

Y por fin llegó la una de la mañana, cuando los pilares de libros de "Harry Potter and the Detah Hallows" que estaban custodiados por guardias de seguridad y tapados con lonas negras fueron descubiertos ante el aplauso y los gritos atronadores de los asistentes, muchos de los que se llevaban los ejemplares de dos en dos.

La gran mayoría de los que allí se dieron cita se mostraron contrarios a leer el final del libro antes de nada porque, según dijo, uno de ellos, "no somos japoneses, así que empezamos los libros por el principio".
 
En Japón sólo se congregaron 20 fans
 
Pero en Japón, los aficionados a la saga de Harry Potter parece que decidieron esperar a la traducción nipona de la última historia del joven mago. Solo veinte personas acudieron a la librería donde se empezó a vender la versión original en inglés, según la agencia local Kyodo.

La librería Maruzen, en el céntrico barrio de Marunouchi, abrió sus puertas a las 08.01 horas (23.01 GMT) y un presentador estadounidense estuvo presente para animar a los compradores de "Harry Potter and the Death Hallows". Según Kyodo la traductora de la serie Yuko Matsuoka, considera que la traducción al japonés del último libro de J.K. Rowling tardará entre 10 y 12 meses.
 
En EE.UU., un gran éxito antes de salir a la venta
 
Por contrario, horas antes de que la última entrega de la saga literaria de Harry Potter salgiese a la venta en EE.UU., el libro ya ha marcado récords en la industria literaria de este país, al colocarse a la cabeza de los títulos más vendidos de 2007.

Las reservas para esta última entrega, que empezaron a principios de año, han colocado al libro en el primer puesto de los títulos más exitosos en lo que va de año para la principal cadena de librerías del país, que contaba antes de salir a la venta con más de 1,4 millones de ejemplares vendidos.

Habrá que esperar hasta 2008 para leerlo en español

"¡Harry doesn't die!" bromeaba una turista americana, que esperaba la cola en Madrid para pagar su ejemplar, para llamar la atención de los asistentes, a pesar de que ni siquiera había abierto el libro todavía y dijo, después, desconocer el final.

El libro, de 607 páginas, se puso a la venta en dos ediciones, la infantil y la de adultos, cuya única diferencia es la ilustración de la portada.

Los lectores españoles tendrán que esperar hasta 2008 para poder adquirir la última entrega en español de una saga que, editada en más de sesenta idiomas, ha despachado 325 millones de ejemplares.

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation