print
EN EL DIARIO FRANCÉS "LA TRIBUNE"

Solbes: "Estoy harto y agotado de oír tonterías sobre el mundo económico"

El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, ha descalificado a los que auguran el riesgo de recesión en España porque a su juicio "no saben nada de economía" y apostilla que "lo menos que puede decirse ahora es que estamos lejos. Tanto en 2007 como en 2008 ó en 2009". Este lunes en Bruselas, Solbes ha señalado que está "harto y agotado", de oír "la cantidad de tonterías que oigo últimamente sobre el mundo económico".

Pizarro a Zapatero: "No sé de qué se ríe"

Noticia publicada el 11-02-2008

LD (Agencias) Estas últimas declaraciones las ha hecho Solbes antes de asistir al encuentro mensual de ministros de Finanzas de la eurozona (Eurogrupo), a las críticas que le ha dirigido los últimos días el candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy.

Según el líder del PP, el PSOE carece de política económica para asegurar el futuro a los ciudadanos españoles y Solbes está "agotado" de "parar" los problemas que le plantea el resto del Gobierno.

El vicepresidente y titular de Economía y Hacienda contestó, "en plan de broma", que sí está "harto y agotado", pero de oír "la cantidad de tonterías que oigo últimamente sobre el mundo económico", y no en ningún otro sentido.
 
En cualquier caso, ha reconocido que existen "riesgos mayores a la baja" para la economía española que hace tres meses. Apuntó que incluso con un crecimiento inferior al 3 por ciento del producto interior bruto (PIB) podría seguir reduciéndose el paro. "En estos momentos yo creo que es evidente, basta con leer la prensa, que los riesgos son mayores a la baja que hace tres meses cuando presentamos el programa de estabilidad", dijo Solbes. No obstante, aseguró que el Gobierno no ha revisado su última previsión de crecimiento para 2008, que es del 3,1 por ciento, por considerarlo "totalmente prematuro".

El vicepresidente del Gobierno explicó que en España "tradicionalmente" la creación de empleo aumenta cuando el crecimiento supera el 2 por ciento y que el paro desciende con cifras superiores al 3 por ciento. No obstante, apuntó que el mercado de trabajo "ha cambiado mucho" y que la situación es "más elástica", con lo que a su juicio sería factible crear puestos de trabajo y reducir el desempleo incluso con cifras de crecimiento inferiores. 
Es posible que "seamos capaces de crear empleo con crecimientos incluso inferiores e incluso reducir el paro con crecimientos inferiores al 3 por ciento", dijo Solbes a la prensa a la entrada de la reunión mensual del Eurogrupo. Recordó en todo caso que el programa de estabilidad español prevé 'grosso modo' un crecimiento anual del empleo "del entrono de unas 300 y pico o 400 mil personas año". "Sobre esa base es sobre la que estamos trabajando", añadió.
 
Por la mañana, una entrevista publicada en el diario francés "La Tribune", el ministro seguía mostrándose optimista y, pese a los últimos datos de paro y la caída de la construcción, pronosticaba que la economía española crecerá en la próxima legislatura a un ritmo "cercano del 3 por ciento", lo que permitirá crear 1,6 millones de nuevos empleos y mantener la tasa de paro en torno al 8 por ciento de la población activa.

En una entrevista que publica este lunes el diario económico francés "La Tribune", Solbes señala que "nuestro ritmo de crecimiento durante el conjunto de la próxima legislatura se situará un poco por debajo de nuestro potencial, que ciframos en torno al 3 o el 3,5 por ciento".

Descalifica a los que auguran el riesgo de recesión en España porque a su juicio "no saben nada de economía", y apostilla que "lo menos que puede decirse ahora es que estamos lejos. Tanto en 2007 como en 2008 ó en 2009". A ese respecto, argumenta que la entrada masiva de inmigrantes o los tres millones de empleos creados en la legislatura que ahora concluye, así como las "fuertes inversiones" en infraestructuras "han incrementado claramente nuestro potencial de crecimiento".

"Y si podemos, por supuesto, vernos afectados por factores exteriores negativos, estamos mejor preparados para afrontarlos. Sobre todo, con un excedente de las cuentas públicas que supera ahora el 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB)", añade. El titular de Economía estima que frente a la crisis hipotecaria de alto riesgo en Estados Unidos, España cuenta con "elementos de protección propios", empezando por el hecho de que "no hay 'subprimes' en España" por el sistema de garantía de los préstamos.

En el terreno del empleo, excluye "un ajuste brutal, como en el pasado, con un fuerte aumento de la productividad a expensas del empleo", ya que España ya no tiene "bolsas de parados potenciales" en las zonas rurales o en los sectores industriales en reconversión.

Preguntado por el déficit por cuenta corriente, que se acerca al 10 por ciento del PIB, el ministro español señala que "nada indica hasta ahora" que España se pueda ver más afectado por ese fenómeno que otros países, y apostilla que el impacto negativo del déficit exterior sobre la economía española ha pasado de más del 2 por ciento del PIB en 2005 al 0,3 por ciento a finales de 2007.

Tampoco se inquieta porque el endeudamiento de las familias haya subido hasta el 125 por ciento de su ingreso disponible: "Esa cifra no parece excesivamente elevada en comparación con la media europea" y además la riqueza patrimonial de las familias, por ejemplo, es "cinco veces superior a su endeudamiento".
 
Ocaña afirma que las dificultades crediticias desaparecerán en abril

Por su parte el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, afirmó este lunes que las dificultades crediticias habrán cesado entre los meses de abril y mayo, conforme empresas y bancos vayan publicando sus resultados y así se vaya calmando la incertidumbre en los mercados.
 
Durante su intervención en un almuerzo informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Ocaña precisó que la clave de la crisis es la existencia de una deuda acumulada en activos que tienen un valor inferior a su valor contable y el desconocimiento de en manos de quien están estos activos, algo que genera desconfianza en los mercados de crédito.
 
Por ello, explicó que la publicación en un plazo de tres o cuatro meses de los resultados de empresas y bancos servirá para que aflore "la bola de malos activos que está oculta en los balances", de forma que arrojará luz sobre a quien se concenden los créditos y desaparecerá la incertidumbre en los mercados.
 
En el caso de España, Ocaña descartó que se haya producido un "impacto directo" de la crisis crediticia sobre la economía, lo que ha permitido que España se haya visto "poco contaminada".
 
Sin embargo, reconoció los efectos de este proceso por cuanto bancos y empresas españolas obtienen financiación en mercados afectados. Por ello, consideró "crucial" para la economía española que afloren estos activos.
 
Por otro lado, el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos apuntó que ante la sospresa que "para todos" ha supuesto la crisis de las hipotecas 'subprime', el Gobierno ya esperaba el ajuste del mercado inmobiliario desde el inicio de la legislatura, aunque lo había previsto para el tercer ejercicio y no el cuarto.
 
En este sentido, explicó que la coincidencia en el tiempo de la crisis hipotecaria y el ajuste del ladrillo ha introducido una "incertidumbre" mayor que si se hubieran producido por separado. En cualquier caso, Ocaña apuntó que la economía pasará de crecer un 4por ciento al 3por ciento, lo que generará "dificultades" y la necesidad de adaptar la economía a una situación "distinta".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados