Menú
Katy Mikhailova

El look de la Esperanza

El día que dejó el cargo, Aguirre llevaba un vestido blanco acompañado de un reloj español de la firma Oxygen,

Katy Mikhailova
0
El día que dejó el cargo, Aguirre llevaba un vestido blanco acompañado de un reloj español de la firma Oxygen,

La esperanza es lo único que se pierde –dicen- aunque ya hace casi un año que Esperanza Aguirre nos dejó, y todos los liberales lloramos por su ausencia. Paralelamente estamos en medio de la Copa de Confederaciones, en donde nuestra selección –no La Roja, nunca La Roja- vuelve a mostrar su genialidad y al mismo tiempo miedo y respeto que le tienen los demás países.

Esperanza y fútbol, ¿qué tienen en común? Los colores de la bandera española. ¡Nunca la roja! ¿Qué es eso de La Roja? Si hasta a veces han jugado de azul marino. Eso es una estrategia de los genios de marketing de Telecinco –bueno, tampoco tan genios- pues el rojo y los rojos siempre han estado bastante compinchados.

¿Qué está ocurriendo, que veo, en las terrazas y ventanales madrileños, menos banderas españolas que durante la Eurocopa? Aquellos que sí sacan la bandera con el pretexto del deporte, ¿por qué no hacerlo todos los días?

Esperanza Aguirre, la heroína de Madrid a la que tanto y tantos extrañamos, cuando abandonó la presidencia de la Comunidad de Madrid –el 18 de septiembre del año pasado, aquel martes negro para la política española-, lo hacía llevando un vestido blanco acompañado de un reloj de la firma Oxygen –relojes famosos por poder personalizar la correa, siendo ésta de los colores de la bandera española-.

¿Qué nos decía con su reloj Oxygen? Además de que buscaba el pragmatismo y la comodidad –pues es lo que tienen estos relojes que nacieron en 2003 tras haber absorbido una firma francesa-, nos mandaba el mensaje de "yo soy española y me siento orgullosa de serlo, de decirlo y de mostrarlo". Un ejemplo a seguir, pues parece que llevar en la ropa rojo-amarillo-rojo no es ir a la moda. Llevar un I Love NY es ir de ‘cool’, promocionar la bandera de Texas es imitar a Don César y decorar tu camiseta con la bandera británica es una forma de ser vanguardista. Y, ¿qué dicen si nos ponemos algo con nuestra bandera? ‘Hortera’, ‘facha’, ‘nacionalista’, ‘hermético’, esas son algunas de las muchas palabras que he llegado a escuchar, por desgracia.

Por eso –y por otras cosas también- Esperanza Aguirre es una de las mejores políticas españolas también vistiendo. Lejos quedan esas diademitas a lo ‘niña buena’ de Soraya Sáenz de Santamaría que le quitan credibilidad o el "completo" de cirugía estética que le hicieron a María Teresa Fernández de la Vega. Admito que aquel vestido de Ágatha Ruiz de la Prada que lució Esperanza en una ocasión no fue muy acertado, pero despertó alguna que otra sonrisa en más de uno.

El Príncipe Felipe también se ha unido a la moda made in Spain, pero también a la del España con y a la moda, gracias a su reloj de Toro Watch, que ha vestido a lo largo de todo 2012, adornado con el Toro la Pepa. Bandera española no había, pero sí un toro sutil. ¡Y con mucha honra!

Precisamente ahora, con esta nefasta crisis territorial, los catalanes se sienten europeos pero no españoles, y en el que el problema vasco sigue siendo un tema a flor de piel, por decirlo de forma suave, pongámonos la bandera española, no solo en los días de fútbol, sino a diario. Si algo tiene la moda es que actua a modo de extensión de nuestra personalidad, es una manifestación de nuestra forma de ser y de ver la vida; es una expresión mental a través del cuerpo. Esperanza lleva a España en el corazón y lo manifestó a través de su muñeca llevando el reloj Oxygen; Felipe lleva los toros en el alma, y también lo hizo de la misma forma con Toro Watch. ¿Por qué no tomarlo de ejemplo y dejarnos de tantos complejos? El ‘look’ de la esperanza es no perder nunca la ilusión de que el rojo-amarillo-rojo se ponga de moda.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios