Menú

Kate Moss, un cuarto de siglo siendo mala

Kate ha sido portada de muchas revistas por sus escándalos, pero es el número uno en las pasarelas, y celebra ahora sus 25 años en las pasarelas

CHIC
0
Kate ha sido portada de muchas revistas por sus escándalos, pero es el número uno en las pasarelas, y celebra ahora sus 25 años en las pasarelas
Kate Moss | Archivo

La revista Grazia habla sobre los "25 años de la Top Más Hot", Kate Moss. Cuando Kate Moss comenzó su carrera, pocas eran las personas que apostaban por su triunfo. Era una niña, pequeña, patizamba, con los ojos muy separados, muy normal. Sarah Doukas la descubrió con 14 años en un vuelo de Nueva York a Londres. Sin embargo, todo cambió con la portada que hizo la modelo en The Face. Poco después, Kate ya abría desfiles de categoría importante. Versace la escogió a ella, de entre todas, en 1993 para abrir uno de sus desfiles, y así consiguió despegar por "ser la más corriente".

Triunfó sobre las pasarelas internacionales, y todo aquello que tocaba era un gran éxito. Pasó de musa de la pasarela a involuntaria embajadora cultural. Todas las fundaciones reclamaban su presencia. Se estaba dando el boom Kate. Si se quería un presentador para unos premios, ella era la primera opción. Todos querían ser sus amigos, estar con ella, salir a su lado. Kate se convirtió oficialmente en uno de los iconos más preciados de Inglaterra.

En 2002, dio a luz a su primera hija, Grace. Tras ser madre, algo cambió en ella. Fue su época más problemática y polémica. Empezó a salir con Pete Doherty, que como ya se sabe, es de todo menos buena compañía. Con 31 años, Kate Moss ofrecía constantemente a la prensa sensacionalista carnaza. Sus problemas se hicieron latentes cuando le pillaron esnifando cocaína en la portada del Daily Mail. A raíz de esta noticia, la despidieron como imagen de numerosas marcas de prestigio, porque no querían que la marca se viese dañada por trabajar junto a la modelo internacional, Kate Moss.

Sin embargo, en todo este tiempo había hecho muchos amigos incondicionales, que se volcaron en reivindicarla, como asegura la revista. Todos la defendían y apoyaban, y ella saldó el asunto con una rehabilitación exprés. Tras todos estos escándalos, decidió tomar las riendas de su vida y encauzarse, por ella y por su hija. Fue en este momento cuando rompió con Doherty, porque consideró que no le estaba aportando lo que ella necesitaba en su vida.

Kate se casó con el rockero Jamie Hince en 2011, y así marcaba un punto y final a su pasado. Ahora vive en la que fue la mansión del poeta Samuel Taylor Coleridge, sin escándalos ni rumores. A pesar de todo lo que ha pasado en su vida, sigue estando arriba en el candelero. En este año lleva diez campañas de publicidad y ha sido portada de ocho revistas. Kate Moss se resiste a abandonar su profesión y retirarse, porque como ella dice "solo hay una cosa más díficil que ejercer de icono: dejar de serlo".

Temas

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation