Menú

Pillan a un alto cargo alemán de Medio Ambiente cazando elefantes en Botswana

Hace casi dos años que el Rey entonó el mea culpa por su safari en Botswana. Esta semana se vivió un escándalo similar en Alemania.

0
Hace casi dos años que el Rey entonó el mea culpa por su safari en Botswana. Esta semana se vivió un escándalo similar en Alemania.
La imagen publicada en la web de Der Spiegel

En la primavera de 2012, cuando la crisis económica estaba en uno de sus peores momentos, una caída desveló que el Rey había estado en Botswana cazando elefantes en un viaje calificado como privado pero que irritó profundamente a la sociedad española. Don Juan Carlos tuvo que ser trasladado a Madrid de urgencia para ser operado por una rotura de cadera. Tras recuperarse, pidió perdón a los españoles por lo ocurrido en un gesto inédito en sus casi cuarenta años de reinado. El daño, sin embargo, ya estaba hecho, gracias en buena parte a una imagen que terminó publicándose en la prensa: la del monarca posando con un elefante abatido y el rifle en la mano. Las consecuencias las vive todavía hoy, con su imagen en caída libre.

Una situación llena de paralelismos con el caso del Rey se ha vivido en Alemania: esta semana, trascendió que un alto cargo del ministerio de Medio Ambiente del estado de Turingia estuvo de safari en Botswana, donde abatió también a un elefante. El caso no trascendió por un accidente sino porque fue el propio funcionario quien envió un correo electrónico con las fotos de su hazaña a sus conocidos. Cuenta Der Spiegel que el mail terminó, tras unos "rodeos", en varias redacciones de periódico. La revista publicó la noticia con las imágenes del orgulloso funcionario junto a su elefante. Dicen que en el correo relataba que la caza había sido "agotadora" y que se trataba de un gran ejemplar, de "tres toneladas" cuyos colmillos medían "72 y 69 centímetros".

Aunque en un principio el ministerio guardó silencio y consideró lo ocurrido como algo perteneciente a la "vida privada" del funcionario, número tres del ministerio, las críticas de la oposición, en especial de Los Verdes, llevaron al ministro, Jürgen Reinholz, de la CDU, a "relevar" al alto cargo de "todas sus funciones". Quizás en la decisión pesaron detalles como que el animal necesitó veinte disparos para ser abatido -en España se contó que el Rey necesitó siete para matar al suyo- o que la caza de elefantes en Botswana está prohibida desde enero de este año. El alemán hizo su viaje en diciembre, aprovechando los últimos días de plazo.

El funcionario, mientras, sigue defendiendo su actuación frente a quienes le critican por cazar elefantes cuando uno de sus cometidos en el ministerio es "proteger las especies en peligro". En declaraciones al Thüringischen Landeszeitung, Udo Wedekind defendió su actuación y sostuvo que su casa está llena "de animales vivos y muertos". Ahora, tras su salida de Ministerio, tiene que enfrentarse a las amenazas de los ecologistas: cuentan que ha tenido que ser puesto bajo protección policial.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD