Menú

Letizia Ortiz, el gran apoyo de Jaime de Marichalar

Se dirigió al domicilio del exduque de Lugo para presentarle sus condolencias nada más terminar con la sesión de audiencias que tuvo en Zarzuela.

Chic/Agencias
6
Se dirigió al domicilio del exduque de Lugo para presentarle sus condolencias nada más terminar con la sesión de audiencias que tuvo en Zarzuela.
Jaime de Marichalar y Letizia Ortiz | Cordon Press

Jaime de Marichalar acaba de vivir uno de los momentos más triste de su vida tras el fallecimiento de la matriarca de la familia, doña Concepción Sáenz de Tejada, a consecuencia de un ictus. Este duro fin de semana ha recibido apoyo por parte de amigos y familiares.

La princesa de Asturias fue una de las personas que quiso mostrar a Jaime de Marichalar sus condolencias. Doña Letizia, vestida toda de negro, se dirigió hasta el domicilio del exduque de Lugo para darle el pésame nada más terminar la sesión de audiencias que tuvo en Zarzuela.

Doña Letizia llegó sola y entró en un vehículo a la urbanización de La Moraleja. La visita duró casi una hora y, tras ella, la princesa abandonó el lugar con el propio Marichalar, que quiso acompañar a su excuñada hasta la puerta. Fue en ese momento cuando doña Letizia, muy pendiente de Jaime le agarró del brazo para bajar unas escaleras.

La princesa de Asturias dio el pésame a Jaime de Marichalar en ausencia de don Felipe que se encontraba en Barcelona por motivos de agenda profesional. Doña Letizia acudió a primera hora de la tarde para mostrar su cariño, respeto y apoyo al que fuera marido de la infanta Elena. Un encuentro emotivo entre los excuñados.

Siempre se ha dicho que la relación entre la princesa de Asturias y Jaime de Marichalar era buena. De hecho, los príncipes de Asturias no acudieron a mostrar sus condolencias a su otro cuñado Iñaki Urdangarín cuando falleció su padre, debido a ese distanciamiento de la Corona tras ser imputado por el Caso Nóos.

La infanta Elena le dio todo su apoyo

Familiares y amigos acudieron al domicilio de la condesa viuda de Ripalda para darle el último adiós y apoyar a la familia en estos momentos tan difíciles. Jaime no se separó ni un momento de su madre durante los días que estuvo ingresada y continuó a su lado hasta el momento de ser enterrada.

De riguroso luto y con gafas de sol, Jaime permaneció rodeado de familiares, entre ellos la infanta Elena. Doña Elena y Jaime no se reunían desde hacía cinco años, pero la infanta no dudó en apoyar a su exmarido en estos duros momentos y mostrar sus condolencias por su exsuegra, a la que tenía gran aprecio. La infanta y su hijo Felipe Juan Froilán llegaron al domicilio familiar de los Marichalar para dar el pésame y mostrar sus condolencias al resto de la familia.

Los asistentes al velatorio

Como era de esperar, un gran número de familiares y amigos fueron llegando hasta el domicilio familiar de la condesa viuda de Ripalda. Alicia Koplowitz, Nuria González, Naty Abascal, Marisa de Borbón y Lalo Azcona, fueron algunos de los asistentes al velatorio.

El padre Ángel, presidente y fundador de Mensajeros de la Paz, también quiso dar el último adiós a la condesa: "Era una mujer buena y santa, era la matrona de la familia". Asimismo, el padre Ángel contó cómo fue la despedida: "Se ha rezado un responso y una oración".

Amalio, Ana, Álvaro, Jaime, Luis e Ignacio, los seis hijos de la condesa, recibieron en casa de su madre a todos los familiares que quisieron ir a dar el pésame. Los familiares y amigos enviaron bonitas coronas de flores al domicilio familiar.

Entre los asistentes, destacó la presencia de Cristina de Borbón Dos Sicilias, prima de la infanta doña Elena, que acudió acompañada de su marido Pedro López Quesada.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios