Menú

Los intentos de convertir en barman a Alberto Isla

Cuando Alberto Isla quiso imitar a Tom Cruise.

Chic
10
Cuando Alberto Isla quiso imitar a Tom Cruise.
Alberto Isla en Telecinco

Mucho se ha hablado este verano de Alberto Isla, de sus ataques de celos, sus idas y venidas amorosas, la relación de ambos con Isabel Pantoja e incluso del hijo que ambos tienen en común. De lo que no se ha hablado tanto es de los entresijos puramente económicos de su relación con Chabelita, los intentos de encarrilar a Alberto Isla para formar parte del clan, y de los compromisos incumplidos del joven abandonado.

Tal y como contó Beatriz Cortázar en Es la mañana de Federico, en esRadio, Alberto Isla y Chabelita firmaron un contrato con un representante hasta mayo de 2015 cuando todavía eran pareja. Entonces pensaban todavía que iban a estar juntos toda la vida, pero finalmente rompieron al mes y medio.

La cuestión es la siguiente: Alberto Isla quiere cambiar ahora de representante e ir por libre, pero tal y como reveló Cortázar, el joven debe devolver lo invertido ya que no ha cumplido lo estipulado. Pese a que incluso el representante prefiere no llevarle y quedarse en solitario con Chabelita, "ha invertido en ese chico y tiene que devolverlo"... y a que Alberto probablemente ya se haya gastado el dinero, ya sea en ropa, un BMW o en Hacienda, extremo que según la periodista no tenía previsto.

Invertido dinero... ¿pero en qué? ¿Cómo planeaban "reformar" al jovencísimo Alberto, padre ya de dos hijos de dos relaciones distintas, e incluso con un tercero en camino, si hacemos caso a una joven invitada a hablar en Sálvame que asegura que se acostó con él?".

"Querían que tuviera un oficio, que hiciera bolos, y pensaron en hacerle barman. Lo matricularon en un curso intensivo de barman, de coctelero moderno" igual que Tom Cruise en una de sus películas más famosas, Cocktail. Una excusa, en todo caso, para cobrar su bolo y mantenerse igual que el resto del clan Pantoja. "Él se veía estupendo de barman, pero el problema es que tenía que ir a Sevilla a clase y no fue ni la mitad del curso, no aprobó, no es barman, y tenían ya contratados varios bolos de discoteca para ello", contó la periodista en esRadio.

La situación ahora es la siguiente: Alberto Isla "tiene que ajustar cuentas con el representante si quiere carta de libertad para hacer entrevistas en medios. Salvo que lo haga gratis, no podría facturar nada". Mientras tanto, Isla está llorando por las esquinas, asegurando que quiere a Chabelita y que desea volver con ella. Un papel que le conviene, el de "hombre llorón", para seguir en el candelero.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios