Menú

Todos los problemas de Rafael Spottorno

Está relacionado con el escándalo de la tarjetas black, se ha separado de su mujer y, tras la abdicación, ha dejado de ser jefe de la Casa del Rey.

Chic
5
Está relacionado con el escándalo de la tarjetas black, se ha separado de su mujer y, tras la abdicación, ha dejado de ser jefe de la Casa del Rey.
Rafael Spottorno y Pía | Cordon Press

El 2014 está siendo uno de los años más duros para Rafael Spottorno. A raíz de la abdicación de don Juan Carlos, dejó de ser el jefe de la Casa del Rey. Después de verano, se vio implicado en todo el escándalo de las tarjetas black de Cajamadrid, hecho que le obligó a renunciar al puesto de consejero privado que le ofreció Felipe VI. A esto se suma que está viviendo una enorme crisis matrimonial.

Según le cuenta a La Otra Crónica un compañero de la Zarzuela, "por las noticias que nos llegan parece que Rafael se ha separado de su mujer, Pía, aunque no tenemos confirmación oficial de la ruptura, ni hemos hablado con él de esta dolorosa cuestión". La misma fuente añade: "La crisis arranca desde hace tiempo, casi todos los que le rodeábamos en Zarzuela estábamos al tanto".

Desde 1993 hasta 2011 ejerció como presidente de la Fundación de Cajamadrid, por lo que era titular de una de las famosas tarjetas conocidas como black. Como ya se publicó, durante esos años Sporttorno se gastó 223.900 euros en, por ejemplo, masajes filipinos, por lo que se piensa que la crisis matrimonial viene después de que se hiciera pública esta información. "Nada hay de malo en darse un masaje para combatir el estrés, todos los ejecutivos lo hacen, pero los periodistas siempre sacan punta", aclaró el mismo compañero del exjefe de la Casa del Rey. Está convencido de que "en este caso los problemas surgen por la intensidad y el exceso de horas que Rafael ha dedicado a su trabajo en la Zarzuela en estos difíciles años, que sin duda le impedían ocuparse de su familia".

Tal y como cuenta el diario, Sporttorno siempre ha sido una persona muy familiar y ha antepuesto a su familia por encima del trabajo. Él nunca ha querido que "como otros hijos de diplomáticos, sus hijas acabaran dispersas por el mundo", explica la fuente. Pero con la crisis tan fuerte por la que ha pasado la Casa Real, "Rafael seguramente tuvo que sacrificar su vida familiar, además de que esas tensiones inevitablemente influyen en la pareja", asegura esta persona. Continúan teniendo buena relación "y quedan para comer y cenar", por lo que confía en que se acaben dando "una segunda oportunidad".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios