Menú

Por qué las famosas deciden adoptar

Angelina Jolie, Nicole Kidman, Sharon Stone, Madonna…

0
Angelina Jolie, Nicole Kidman, Sharon Stone, Madonna…
Nicole Kidman y Sandra Bullock | Archivo

Lejano ya fue el caso de Josephine Baker, aquella cantante y bailarina de color, que se colgaba un racimo de plátanos en la cintura a la hora de iniciar sus sensuales danzas: llegó a adoptar un montón de niños, que sobrepasaron la docena, y que vivían con ella en un singular castillo de Francia. Eso ocurría en la década de los 60. Ahora, en Hollywood, son otras las actrices conocidas que se precian de tener descendientes, que no son biológicamente concebidos por ellas.

Tal vez, por las trifulcas judiciales que se traen, sean Angelina Jolie y Brad Pitt los actores que más veces aparecen en la prensa rosa, dirimiendo los problemas que tiene el matrimonio, en parte por la relación con sus hijos. La hija de aquel vaquero de cine llamado Jon Voight, Angelina, continúa siendo a sus cuarenta y tres años una mujer de armas tomar, que no cede un ápice ante un ensoberbecido y caprichoso Brad Pitt, niño bonito de la pantalla. Diríase que los problemas de su infancia, Angelina no acaba de resolverlos en la plenitud de su vida. Tres han sido hasta ahora sus maridos: Johnny Lee Miller, actor con quien coincidió en 1995 en Hackers; divorciada de éste en 1999, celebró su segundo boda con otro compañero de rodaje en Fuera de control Billy Bob Thorton, con el que asimismo tarifó a los tres años, en 2003. Fue hacia 1995 cuando la inquieta Angelina Jolie y Brad Pitt se encamaron sin que a él le importara engañar a su entonces esposa Jennifer Aniston, quien enterada de los cuernos que empezaba a lucir pidió el divorcio en 2006. Angelina y Brad tuvieron una niña, Shiloh, pero también optaron por adoptar al camboyano Maddox, a la etíope Zahara, el vietnamita Pax Thieu, Knox Leon y Vivienne Marchaline, estos dos últimos gemelos biológicos.

Angelina y Brad decidieron separarse en 2016 pero continúan con sus disputas acerca de las veces que él puede comunicarse con su parentela. Y no dan su brazo a torcer. Fama tiene Pitt de ser agresivo. Pero ella no se queda a la zaga. Siempre fue muy individualista. Hasta llegó a decir públicamente que estuvo muy enamorada algún tiempo de la actriz Jenu Shimizu. Su paso por el quirófano para una mastectomía y luego la extirpación de sus ovarios la volvieron más moderada, aunque haya vuelto a sus líos de familia, sin que ello le impida realizar frecuentes acciones benéficas y viajar como embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de la ONU para refugiados.

brangelina-movie.jpg
Brangelina en Sr y Sra Smith | Archivo

Nicole Kidman también tiene su carácter, pero dejó las cosas muy claras cuando acabó su convivencia con el algo inmaduro Tom Cruise, quien se había empeñado en que su mujer e hijos debían ser miembros de la secta religiosa de la que él es un enfermizo seguidor, la Cienciología, cuyos mandamases manejan millones. Fueron no obstante una pareja envidiada desde 1990 hasta 2001. Tom había aportado al matrimonio al fruto de una anterior relación con Katie Holmes, Suri. Y como con Nicole no tuvieron hijos llegaron al acuerdo de adoptar a Connor y a Isabella. Ya divorciados, la estrella australiana contrajo esponsales con el cantante "country" Keith Urban: tuvieron a Sunday Rose y posteriormente, mediante un vientre de alquiler, a Faith Margareth.

A sus setenta y dos años Diane Keaton continúa soltera. Sencillamente porque la única vez que estuvo decidida a pasar por un juzgado y así se lo pidió a él, se negó a complacerla: era Al Pacino. Mantuvieron varios años relaciones íntimas, pero ella no consiguió el propósito de vestirse de blanco. Antes, con veintidós años fue pareja de cine y también fuera de la pantalla del excéntrico Woody Allen. Siete años les duró el amor. El gran cómico y director de Annie Hall, que escribió para Diane, le gastaba constantemente bromas, siendo correspondido. Convivencia con un duelo permanente de ingenio y cruce de ocurrencias, desde que se conocieron representando en Broadway la comedia teatral Play it again. Luego, se cansaron de estar juntos y ella vivió una intermitente relación con Warren Beatty: "Un hombre casi irreal, ¡para morirse!". Rodaron Rojos. Se besaban apasionadamente. Hasta que Diana se dio cuenta que Warren no era un tipo de una sola mujer: le podía su irrefrenable don de seducción. Y se dijeron adiós en 1981. Como no pudo ser madre natural con esos tres caballeros adoptó a Dexter, niña, y a un varón, Duke.

diane-keaton-al-pacino.jpg
Keaton y Pacino | Cordon Press

Michelle Pfeiffer ha estrenado recientemente sesenta años. Entre 1981 y 1988 estuvo casada con Peter Horton, pero no tuvieron descendencia. Se divorciaron. Siendo soltera, en 1993 adoptó a una niña mulata, Claudia. Y ya con su actual esposo, el productor de televisión David E. Kelley, desde 1993, son padres de John Henry. Esta atractiva y rubia estrella ha estado alejada del cine en un par de ocasiones, precisamente para ocuparse de sus hijos. Su papel de madre lo antepone al de actriz de incontestable éxito internacional.

También seis décadas son las que ha cumplido Sharon Stone quien, desde su escándalo con el cruce de piernas dejando traslucir que no llevaba ropa interior, se convirtió en una arrebatadora estrella también. Fue, claro está, en Instinto básico, año 1992, ante la turbadora mirada de Michael Douglas. No le importó antes, contando treinta y dos años, aparecer un verano en la portada y páginas centrales de Playboy en pelota picada. Lo que ha repetido no hace mucho, en 2015, en cueros vivos, para Harper´s Bazaar, señal de que aún su cuerpo está de buen ver. No obstante, en Estados Unidos los críticos la respetan por sus últimos trabajos en cine y televisión, amén de alabar sus encantos femeninos. Este "sex-symbol" ha contraído matrimonio en un par de ocasiones: con Michael Greenburg en 1984 hasta 1987, y con el periodista Phil Bronstein en 1998, unión que duró seis años. Entre medias convivió asimismo con George Englund, J. MacDonald (1993-94) y Martin Mica, a partir de 2013. Tuvo un hijo, Roan, adoptado cuando vivía con Bronstein, y Quinn Keelly y Laird Vonne, ya obtenida su soltería.

people-sharon-stone.jpg
Stone con sus hijos adoptados | US Weekly

La pizpireta Sandra Bullock, considerada "La novia de Estados Unidos", cumplirá cincuenta y cuatro años el próximo 26 de julio. En su biografía sentimental constan diversas aventuras con: el actor Tate Donovan, el futbolista Troy Aikman, los asimismo galanes Matthew McConaughey y Ryan Gosling… Sólo se ha casado una vez: con el fabricante de motocicletas Jesse James, quien la engañaba al tres por dos. Al separarse, Sandra adoptó un niño negro, Louis Bardo cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleans. Ese papel de madre adoptiva ya lo había representado en una película, The Blind Side. Soltera, volvió a adoptar, esta vez una niña. La actriz vivió tiempo atrás una terrible pesadilla cuando un descerebrado, Thomas James Weldon, la acosó constantemente; fue internado en un psiquiátrico pero al salir, no se olvidó de Sandra Bullock, presentándose en su casa. La policía intervino inmediatamente y aquel desgraciado terminó suicidándose. La última película de la actriz es Oceans 8. Su último amor desde 2015 se llama Bryan Randall.

Meg Ryan cuenta cincuenta y seis años pero representa menos porque es una buena clienta de las clínicas de cirugía estética. La actriz de Top Gun sólo se ha casado en una ocasión: con el actor Dennis Quaid, que le hizo la vida muy difícil por culpa de su adicción a la cocaína. Lo dejaron y ella se enrolló con Rusell Crowe, el galán de una de las últimas películas de romanos, con quien compartió carteleras en el filme Prueba de vida. Como deseaba ser madre, acabó adoptando una niña china, Daysi True.

meg-ryan-dennis-quaid.jpg
Meg Ryan y Dennis Quaid | Archivo

Madonna, también sesentera, gana a sus compañeras en lo de adoptar niños. Media docena de hijos llevan ya su apellido, desde la niña que tuvo con un tal Leon, María Lola, al bebé que alumbró con su segundo esposo, Guy Ritche, llamado Rocco. Luego están los cuatro adoptados: David Banda, Mercy James, Esther y Stella, que son de distintas nacionalidades, de origen africano. La cantante, un icono sexual ya desde hace varios decenios, que triunfó a partir de su canción "Like a Virgen", ha vendido trescientos millones de discos en todo el mundo y es una estrella en continua transformación, a la que tantas han copiado. Tuvo una infancia difícil cuando tenía cinco años y murió su madre, teniendo que hacerse cargo de sus hermanos también pequeños. Eso la marcó. La niña rebelde se convirtió en ídolo del pop rock. Si fracasó con Guy Ritche le pasó lo mismo que con su anterior marido, el primero, un complicado Sean Penn. Con anterioridad, Madonna cambiaba de novio como de vestido. Ahora vive buena parte del año en Lisboa donde la tratan como una reina, dispensándole favores que ya le han criticado los habitantes de la capital, por usurpar plazas de aparcamiento para sus quince automóviles.

Finalmente está el caso de Calista Flockhart, de cincuenta y tres años, protagonista de la serie televisiva de éxito en todo el mundo Ally McBeal. Mujer muy delgada, casi anoréxica. Es, desde 2010, la última esposa de Harrison Ford, quienes han adoptado a un niño llamado Liam.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios