Menú

María Teresa Campos deja en shock al 'Deluxe' con su inesperado enfado

María Teresa Campos protagonizó varios enfados en el reciente Deluxe.

0
María Teresa Campos protagonizó varios enfados en el reciente Deluxe.
María Teresa Campos | Telecinco

María Teresa Campos fue este sábado al Deluxe a hablar sobre todo los frentes que tenía abiertos con Edmundo Arrocet. Desde que fue al programa de Bertín Osborne, la presentadora no ha parado de escuchar muchas especulaciones que, sin duda, han colmado su paciencia. La que más ha resonado en los medios de comunicación es que estaría dispuesta a perdonar y hacer las paces con Bigote y volver a tener una relación sentimental con él.

Llegó ya enfadada al plató, de hecho, estaba muy excitada en su entrevista con Jorge Javier Vázquez. Solo se rompió cuando habló de sus hijas y de su yerno, José Carlos. Tuvo una discusión brutal con Jorge Javier Vázquez, a quien le tocó de nuevo escuchar los rapapolvos de María Teresa Campos por dar paso a un vídeo en el que se hablaba del hermano de sus hijas, de Rocío Carrasco...

"He venido porque estoy harta de tonterías, acosándome con tonterías y con gente que se mete donde no se tiene que meter y diciendo cosas que no se tienen que decir", dijo con enfado.

La que fuera reina de las mañanas no quiso hablar de nada de eso y se levantó para irse del plató. No obstante, María Teresa Campos volvió a su silla enfadada y le recriminó a Jorge Javier que diese paso a ese tipo de vídeos cuando sabía perfectamente que no iba a hablar de nada de eso. El catalán estaba en shock.

A María Teresa solo le interesaba aclarar el tema por el que acudía al programa, que era denunciar ciertos mensajes de acoso que está recibiendo y puntualizar una serie de mentiras sobre, precisamente, su falsa reconciliación con Arrocet.

La actitud de María Teresa Campos sorprendió mucho, contradecía la habitual paciencia desplegada por la presentadora y rompiendo su buena relación con el programa. Recordemos que quedó en su casa a comer con Belén Rodríguez y Kiko Hernández y otro día, viernes, fue el colaborador de Sálvame quien invitaba a la presentadora a su casa.

En las imágenes de María Teresa Campos saliendo de la casa de Kiko Hernández podemos ver a una María Teresa feliz y agradable con la prensa. Su rostro se tuerce cuando se le pregunta por todo lo que ha estado diciendo la sobrina de Edmundo Arrocet en televisión. Pese a todo, María Teresa seguía defendiendo al chileno a capa y espada, asegurando que "no me ha sacado el dinero, no ha vivido a mi costa".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios