Menú

Lo que pensó la mujer de Coque Malla al conocerlo

Coque Malla lleva más de diez años con Macarena, que tuvo que cambiar su opinión inicial sobre el que ahora es su marido.

Coque Malla lleva más de diez años con Macarena, que tuvo que cambiar su opinión inicial sobre el que ahora es su marido.
Coque Malla. | Cordon Press

Uno de nuestros más veteranos cantantes pop-rock es Coque Malla, quien a sus cincuenta y cuatro años en la actualidad, lleva cuarenta de vida musical. Y doce con su actual mujer. Su matrimonio ha transcurrido hasta la fecha sin fisura alguna. Son padres de dos niños. Pero cuando el cantautor trató de conquistar a la que hoy es su feliz esposa, se llevó un gran chasco. Porque ella, nada más reconocerlo, pensó que era un chulo, por no agregar más a ese adjetivo otro término rayano con el insulto: el de gilipollas. Lo ha confesado Coque Malla en un rapto de sinceridad sobre su vida íntima, de lo que no suele hablar a menudo.

Jorge Malla Verde es madrileño, hijo de dos grandes actores, por desgracia ya desaparecidos: Gerardo Malla, también director de escena, y Amparo Valle. Desde jovencito conoció los ambientes artísticos de sus progenitores y él mismo se fue significando como un músico vocacional. Supo compaginar su faceta de cantante con la de guitarrista y con esas características pasó a ser vocalista y líder de uno de los conjuntos más sobresalientes en plena movida madrileña, desde 1984 hasta 1998: Los Ronaldos. En sus principios viajaban en un destartalado BMW, no disponían de mánager y actuaban en locales cutres, a veces ante sólo diez o quince espectadores.

Si bien alcanzó la popularidad con dicha banda, por disensiones en el grupo Coque pasó a ser solista; su nombre no dejó de aparecer en las listas de éxitos, cuando ya se acababa el siglo XX, y hasta el presente. En esa etapa colaboró en 2000 con el grupo Pereza y Ariel Roth. Reanudó sus contactos con Los Ronaldos en 2007, en una breve reaparición del conjunto. En realidad, parte del repertorio de éste no ha dejado de interpretarlo en su etapa reciente.

coque-malla-ld.jpg
En una visita a esRadio | Archivo

Coque Malla, que es un tipo simpático y ocurrente, ha ligado mucho desde que cantaba con Los Ronaldos. En un concierto en Avilés conoció a Macarena Cabo, licenciada en Periodismo, que tiene ahora cuarenta y cuatro años, diez menos que él. Conversaron en un bar de copas. En esos intrascendentes momentos, a ella le pareció que Coque era presuntuoso, y guardó para sí otros comentarios, que luego más adelante le confesó.

Coque, durante aquel encuentro, atravesaba las hieles de un pasado reciente que lo dejó poco menos que k-o desde el punto de vista sentimental: la relación de diez años con una novia que había acabado malamente. Le había marcó mucho aquel primer amor intenso de su vida, que acabaría por confesárselo a Macarena cuando la intimidad entre ellos era un hecho.

Ya en Madrid, Coque reflexionó, y volvió a conectar con Macarena hasta que pudo demostrarle que no era el cantamañanas que pareciera a sus ojos en su primera cita. Y así, poco a poco, se fueron enamorando y unieron sus vidas. Él residía por entonces en el Rastro madrileño, en un entorno de bohemia. Luego, la pareja se fue a un lugar más tranquilo, en el pueblo serrano de Zarzalejo. Tienen dos retoños, una niña de nombre exótico, Cayena, nacida en 2012, y un chico, Oliver, cuatro años menor. La madre, Macarena, es guionista en la productora de televisión Mediaset.

Coque Malla es un artista muy activo, que compagina sus actuaciones musicales con su faceta cinematográfica: ha rodado ya dieciséis películas. Una de ellas, Mujeres, de 2013, donde se vio rodeado por Ángela Molina, Leonor Watling, Jeanette y su propia madre, Amparo Valle. Y otras más: Todo es mentira, junto a Penélope Cruz; El efecto mariposa, con Rosa María Sardá; Nada en la nevera, al lado de la hija de Marisol, María Esteve. El último filme en el que ha aparecido es Buscando a Coque, compartiendo cartelera con Alexandra Jiménez.

Aunque el cine le apasiona, sin duda es la música la que más llena su tiempo. Ha compuesto la de varios "spots" publicitarios, para las firmas Ikea y BMW. Un hermano suyo colabora con él como arreglista. De vez en cuando es reclamado por alguna productora cinematográfica; fue el caso de la que financió el laureado filme "Campeones", cuya banda sonora estaba firmada por Coque, a quien le otorgaron en 2019 el Goya a la mejor composición musical.

Llevaba doce años de convivencia con Macarena Cabo cuando ella le pidió que se casaran. Lo que ocurrió en 2022, en El Escorial, en un escenario campestre. Se dio la circunstancia de que en esa ceremonia la primogénita de la pareja pidió a Coque, su padre, si quería por esposa a Macarena. Un momento simpático y emotivo.

Coque Malla se halla, desde los comienzos de este invierno, de gira musical, presentando las canciones de su último disco, "Aunque estemos muertos". Coque, en otras grabaciones menos trascendente en las letras que él mismo escribe, ha sido en esta última más profundo, expresando pensamientos que le vienen rondando por su mente; es aquello tan repetido, acerca de la fugacidad de la vida. De ahí el título fúnebre de su disco. Lo que da la unidad a éste, ha venido a confesar, es cuando nos planteamos el más allá y nuestro fin, momento en el que "la única huida posible es hacia la vida, y por tanto se hace necesario vivir más intensamente".

Habitualmente fotografiado con alguno de los sombreros que colecciona, Coque Malla, al ser preguntado cuál es la mayor locura que ha hecho en su muy apasionante vida de rockero, ha dicho: "Tener dos hijos con mi gran amor". A pesar de haber sido operado por una perforación del tímpano, Coque Malla conserva sus facultades como cantante y guitarrista de éxito. Ya sus admiradoras son más comedidas que en el pasado, sabiéndolo padre de familia feliz.

En Chic

    0
    comentarios