Menú

El divorcio de los padres de Leonardo DiCaprio causó su alergia al matrimonio

DiCaprio, que tan a menudo cambia de pareja, vivió apesadumbrado por un divorcio: el de sus padres.

DiCaprio, que tan a menudo cambia de pareja, vivió apesadumbrado por un divorcio: el de sus padres.
Leonardo DiCaprio. | Cordon Press

Hay muchos galanes del cine siendo impenitentes seductores, amantes de muchas mujeres, que se niegan a pasar por la vicaría o un juzgado. Odian la idea de casarse. Uno de los que mantienen esa actitud es el muy celebrado Leonardo DiCaprio. Se acerca al medio siglo de vida. Y lo único que se sabe periódicamente de él es que cambia de novia a menudo siendo casi todas ellas modelos. Parece una fijación a la hora de tener relaciones. Las elige entre las que tengan la mitad de años que él. Goza en el cine de una gran reputación. Interviene en películas taquilleras; la más reciente, estrenada estos días, se titula Los asesinos de la luna, dirigida por Martin Scorsese, donde comparte honores estelares con su admirado Robert de Niro. Éste, lo ayudó en sus comienzos. Agradecido, DiCaprio no ha cesado de proclamar en las pocas entrevistas que concede lo mucho que le debe a Bob, pues lo recomendó a Scorsese después de conocerlo durante el rodaje de Vida de este chico, en 1993. Por entonces, Leonardo era sólo un actor de series de televisión y el empujón que le dio De Niro fue muy importante.

Es algo pronto para decirlo pero la interpretación de ambos podría suponerles o un Globo de oro o un Óscar. Arriesgado es el pronóstico, desde luego. DiCaprio ya ganó uno en 2015 por su interpretación en El renacido. Destacada es su filmografía donde anotamos éxitos incuestionables como Gangs of New York (2002), Atrápame si puedes (2002), El aviador (2004), El lobo de Wall Street (2013), El Gran Gatsby (2013)… Con ser notables esos títulos, en su carrera hay uno que fue el que lo elevó a la categoría de estrella del cine internacional: Titanic, de James Cameron (1997), donde formó una deliciosa pareja romántica junto a Kate Winslet. Es de esos filmes, continuamente programados en las televisiones, que no nos cuesta verlo una vez más.

Nacido el 11 de noviembre de 1974, de elevada estatura (un metro y ochenta y tres centímetros), habitualmente rubio, con cara de niño bueno, Leonardo DiCaprio es hijo de una secretaria alemana y un artista relacionado con los "comics", productor de historietas de dibujos animados llevados a la pantalla, de ascendencia italiana, de ahí el apellido del actor, a quien impusieron su nombre de manera curiosa: estando su madre embarazada durante su visita a un museo, notó un pataleo en su vientre, el del bebé que esperaba, en el momento que contemplaba un cuadro de Da Vinci. Y no se lo pensó dos veces: su retoño se llamaría como este inmenso genio de la pintura.

leonardo-dicaprio-camila-morrone-1-3.jpg
Con Camila Morrone | Archivo

Un año contaba el pequeño cuando sus progenitores se separaron. Y la madre se hizo cargo del niño, cuya infancia transcurrió triste. Conforme cumplía años y por decisión de su madre participaba en "spots" publicitarios, la melancolía iba apoderándose de él sintiendo que en el hogar faltaba la sombra de su padre. Razón por la que, posiblemente, cuando cumplió su mayoría de edad, decidió abrazar la soltería. Por ahora, está cumpliendo su promesa.

Fue en 1992 cuando acudió a un "cásting" donde coincidió con otros cuatrocientos aspirantes a un papel en la película Vida de este chico. El protagonista era Robert de Niro, quien eligió al por entonces novato en el cine a Leonardo DiCaprio, como quedó ya dicho. De antemano les unía una cosa: ambos procedían de familias italianas establecidas en Nueva York. La amistad entre ambos divos de la pantalla continúa en el presente.

Hay en el mundo cinematográfico muchas casualidades, como la de que DiCaprio no quería rodar Titanic. Y resulta que nunca se ha arrepentido de su buena suerte. La película recaudó mil ochocientos cincuenta millones de dólares y él se convirtió en la nueva estrella mundial del cine.

Como la lista de sus novias-top models es algo larga, condensaremos sus nombres. Con quien se mantuvo más tiempo, seis años a partir de 1999, fue con la brasileña Gisele Bündchen. Nada más romper con ella se fue a vivir con Bar Refaeli, la más conocida de sus amantes, que lo fue hasta 2011. Y así, fue sustituyéndolas, una modelo por otra. No solía Leonardo prodigarse con ellas en actos públicos. La excepción fue en la entrega de los Óscar de 2020, cuando accedió a ir del brazo por la alfombra roja de la argentina Camila Morrone. No lo hacía desde 2005. En febrero de 2023 se dio a conocer su nueva pareja, Victoria Lamas, de veintitrés años, con quien sigue manteniendo una apasionada relación. Es hija del actor Lorenzo Lamas, el de aquel anuncio del "rey de la cama". Un mote que no le vendría mal a Leonardo DiCaprio.

Temas

En Chic

    0
    comentarios