Menú

Por qué España no ganará Eurovisión

A pesar de que las apuestas no le dan un buen puesto a España, la canción de amor de Amaia y Alfred ya ha enamorado a Europa.

0
A pesar de que las apuestas no le dan un buen puesto a España, la canción de amor de Amaia y Alfred ya ha enamorado a Europa.
Amaia y Alfred, nuestra pareja eurovisiva | Cordon Press

La locura eurovisiva se vive este año con especial emoción gracias al fenómeno que supuso Operación Triunfo en España. "Tu canción", el tema con el que Amaia y Alfred nos representarán el 12 de mayo en el Altice Arena de Lisboa, fue elegido con el 43% de los votos del público, una balada romántica compuesta por Raúl Gómez que encadiló a los fans. Porque, como dijo el jurado aquel 29 de enero, love always wins (el amor siempre gana).

A pesar de las "provocaciones" de Alfred y el intento de boicot de miles de españoles desencantados con su actitud, los eurofans, los que año tras año viven con ilusión el festival, les han mostrado su amor y apoyo en cada momento de su carrera hacia la final. Pero según se acerca la fecha, las posibilidades reales de ganar van disminuyendo. Lo anticipan las casas de apuestas, que apuntan a que España se quedará a las puertas del top 10, aunque lejos del bochornoso último puesto del año pasado.

El problema más grande es sencillo: la competencia. Chipre, Israel, Noruega, Francia y la República Checa están en lo más alto de la lista de favoritas. Salvador Sobral dijo en 2017 después de alzarse como ganador con su balada "Amar pelos dois" que "la música no son fuegos artificiales". Pues parece que este año el cuerpo pide "Fuego", como se titula la explosiva canción de Eleni Foureira (Chipre), o bailar al ritmo de la pegadiza "Toy", de Netta (Israel), que el portugués ha calificado como "horrible". Es difícil que por segundo año consecutivo el público le dé los puntos a una lenta, pero si lo hace, España tiene a varios países por delante.

eleni-netta-eurovision.jpg
Eleni Foureira y Netta se clasificaron en la primera semifinal y parten como favoritas

La puesta en escena no ayuda, al menos para los más críticos con la actuación que la delegación española ha escogido para la final. En un primer momento se iba a utilizar pirotecnia para llenar de magia el escenario y deslumbrar con la química de la pareja, pero según explicó Tinet Rubira, responsable de Gestmusic y uno de los miembros del equipo, fue imposible. Rubira, que llamó a Eurovisión "festival de cancioncitas", explicó en la radio RAC1 que su idea se tuvo que cancelar por motivos técnicos: "Yo creía que no era tan complicado (...) Se probó y la pirotecnia explotó antes, cuando se hizo, quedaba mal, se veían todos los hierros del escenario (...) Vimos que estábamos lejos de la estrella fugaz que queríamos, así que preferimos pensar que era imposible intentarlo". España se ha quedado con una actuación minimalista, una idea que triunfó en 2017 y durante años y años de historia de Eurovisión, pero que parece que el público no elegirá este año. Para terminar de enfadar a los más exigentes, el productor, cansado de los insultos, escribió en Twitter: ¡Por favor, que llegue ya el sábado y acabemos con esta tortura!

Aunque la relación de Amaia y Alfred tuvo al público pegado a la televisión y al canal 24 horas durante meses, su historia de amor no se entiende más allá de nuestras fronteras. Los fans se preguntan si al final de la actuación se darán el beso que nos han regalado en cada una de sus interpretaciones de Tu canción, el broche de oro que todos esperan y que no han puesto en las semifinales. ¿Se animarán en la final? Pase lo que pase, Eurovisión es una fiesta en la que hay que disfrutar de la música y el espectáculo y, por qué no, del esperpento.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios