Menú

David, el asesino de paellas que se encaró con Chicote

Chicote fue a arreglar el Racó en Valencia. Un local en la playa dirigido por Vicente, que no acaba de enterarse de nada. 

0
David, el asesino de paellas que se encaró con Chicote
Chicote vs David | La Sexta

Bienvenidos al Racó, en plena playa valenciana de la Malvarrosa. Vicente, propietario a tiempo completo pero trabajador solo los fines de semana, rige los destinos del bar junto a Mar, su esposa y copropietaria. Las facturas y los problemas están pasando factura al matrimonio, con una deuda de medio millón de euros que pende sobre sus cabezas y una casa ya embargada por los impagos de un socio anterior. Una situación insostenible que es toda una Pesadilla en la cocina que Vicente, afectado de depresión, se ve incapaz de controlar. Chicote es la última esperanza para la pareja y el negocio.

Paella y primera línea de playa, una combinación ganadora. Salvo para el Racó, un negocio que se hunde porque falta una dirección adecuada para señalar el camino a lo que Vicente califica como un buen equipo. Pero ojo, que el primer cliente es una cucaracha muerta, un terrorífico presagio de lo que vendrá después. ¿El primer problema? El habitual en Pesadilla en la cocina: los alimentos no son frescos (los chipirones se hacen bola en la garganta y la dorada está seca), las sillas acumulan mierda y el aspecto del local no es el adecuado. Los demás restaurantes del paseo tienen mucha mejor pinta que éste.

Vamos a la cocina, donde se descubrirá la magnitud del desastre y las mentiras de Vicente, un señor con los nervios a flor de piel que prefiere echar a los clientes si cree que son demasiados. Naturalmente, hay más: David, el cocinero, en realidad es un albañil y su relación con el dueño es nefasta; hay camareros que pasan las comandas con PDA y otros en papel; y quien dirige realmente el restaurante es su esposa Mar. Los arroces no salen pese a una espera de más de tres cuartos de hora y, cuando lo hacen, están salados. Y hay hasta golpes de cine de terror: "Hostia, qué susto me has dado", salta Chicote cuando Mar arremete contra su marido desde detrás.

susto-a-chicote.jpg.png
Chicote también se asusta | La Sexta

Pese a la privilegiada ubicación del local, nada funciona y tampoco la comida está buena: David insiste en mover la paella cuando Chicote le ha dicho repetidamente que no lo haga. Insiste en no seguir los consejos del chef y se encara con él en varias ocasiones. Al final no hubo tortas, pero sí mucha tensión con un cocinero vacilón que se atrevió a dar consejos al chef. Cuando todo salió, los clientes aplaudieron con cachondeo, pero hubo quien se fue sin comer.

Hora del coaching en la granja, las reformas marineras y dar comienzo al nuevo Racó. Vicente demuestra ser un tipo insoportable, pero al fin y al cabo también uno que necesita ayuda. Chicote establece un interlocutor, un solo interlocutor, para las comandas, y aporta una nueva carta de platos sencillos pero eficaces. Pero esperen, que hay una "special guest star": Susi Díez, compañera de Chicote en Top Chef, se deja caer por el restaurante para hacer compañía al chef. La gran duda: ¿le dará a David por mover los arroces?

Cuando todo parecía perdido, Mar se reveló como la gran solución del Racó. Ella sola se las arregló para meter mano al grupo, presa de un ritmo caribeño que enojó a Chicote. Al final todo acabó con serias dudas: por un lado, el surgimiento de una nueva directora apta para reflotar el negocio, pero también el sabor amargo de la duda. Lo único cierto es que para Chicote la pesadilla no ha terminado: la semana que viene más.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios