Menú

Qué podemos esperar de Masterchef Celebrity 3

El variado elenco de concursantes depara numerosas sorpresas en la tercera edición del concurso culinario protagonizado por famosos. 

0
Qué podemos esperar de Masterchef Celebrity 3
Boris Izaguirre y Jordi Cruz en la presentación de la nueva edición de Masterchef. | EFE

Este domingo 9 de septiembre, comienza la tercera edición del concurso culinario más famoso de la televisión, en esa curiosa -e inevitable- versión protagonizada por famosos en el papel de concursantes. Como ocurre con todos los programas de telerrealidad que triunfan en la pequeña pantalla, Masterchef también tiene esa edición anual consagrada a los famosos, a los que enfrenta a las mismas pruebas que a los aspirantes anónimos de su versión original. Uno podría pensar que los famosos se dedicarían a hacerse publicidad y los cocinillas a aprender cocina, y sin embargo ocurre al revés; aquí son los famosos los que se lo toman más en serio el concurso, al menos en las dos primeras entregas. Así pues, ¿qué pasará en esta tercera edición?

A priori, el elenco de concursantes es un campo abonado para la sorpresa. Hay histriones, caricatos e histéricos junto a personajes dedicados por entero a su profesión que suelen hacer gala de cierta formalidad. ¡Señores, hasta hay un murciano! ¿Puede caber mayor felicidad?

A partir de este domingo veremos a estos catorce famosos pelearse en los fogones con las recetas de los jueces del programa. Repasémoslos como se merecen.

Boris Izaguirre. El venezolano afirma que le gustaría hacer comida de su tierra, aunque solo cocina para él. Traducción: si hay que elaborar cachapas o arepas intentará hacerlo lo mejor posible, porque no tiene ni idea de cocinar.

Paz Vega. Quiere participar para que sus hijos la vean cocinando, aprender y luego poner en práctica las enseñanzas en casa. Otra que tampoco tiene mucha idea de los fogones, pero quiere aprovechar el concurso para mejorar. Podríamos estar ante la futura ganadora.

Santiago Segura. Su objetivo es hacer la mejor tortilla de patatas que los jueces hayan probado jamás. Su inteligencia, desparpajo y mala leche darán momentos de gloria a lo largo del concurso. Segura, además, participó en decenas de concursos en su juventud, cuando era un desconocido. Será un concursante duro que podría llegar a la final.

Dafne Fernández. Ya ha aclarado que está embarazada y por tanto "supersensible", recurriendo así a un absurdo chantaje emocional. Será de las primeras en marcharse a su casa. Por el bien del bebé.

Jaime Nava. Es capitán de la selección española de Rugby y, por tanto, un tío capaz de comerse media vaca de un tirón. Ni idea de cocinar pero muy competitivo. O se va la primera noche tras incendiar las cocinas o este tío es muy capaz de llegar a la final.

Antonia Dell’atte. Su batalla contra Ana Obregón mantuvo entretenida a España durante un cuarto de siglo, algo al alcance de muy pocos. Dice que aceptará las críticas "pero no la mala leche". O sea, la liará bien gorda a la menor oportunidad. Habrá que seguirla de cerca.

Mario Vaquerizo. O sea, Mario Vaquerizo. ¿En serio hay algo que comentar?

Paula Prendes. Ojo que aquí no hay solo una cara bonita intentando promocionar su carrera profesional. La chica se ha empollado las recetas de su madre y el libro de recetas de uno de los jueces. Sabe a lo que va.

Óscar Higares. Tras su carrera como torero ha hecho teatro y televisión. Es el que cocina en su casa, con lo que algo de destreza con las sartenes y las perolas debe tener. Claramente es un personaje de relleno en esta edición. O lo hace muy bien o se volverá a su casa a las primeras de cambio, a seguir cocinando para sus peques.

María Castro. Además de excelente actriz es experta en elaborar postres. Las pruebas de repostería tendrán, a priori, una clara ganadora. Puede ser una de las tapadas de esta edición.

Iván Massagué. Le encanta cocinar y trabaja mucho mejor bajo presión. Como sea cierto será el rival a batir.

Carmen Lomana. Lo primero que tendrán que enseñarle los jueces es por dónde se coge una sartén. Si llega al segundo programa será un éxito rutilante que tendrá que celebrar invitando a merendar a sus amigos de Podemos.

Xuxo Jones. Es de Murcia, con todo lo excelso que eso lleva consigo. Le gusta cocinar, ha aprendido de su madre y abuela aunque la repostería, en la tierra del paparajote, se le da fatal. Esta aguda contradicción no empaña su deseo de llegar lo más lejos posible en el programa. Ya tiene un fan.

Ona Carbonell. Su carrera estelar en la natación sincronizada no le va a ayudar mucho en este nuevo reto. Afirma que le encanta "comer, y comer bien" (nos ha fastidiado). Igual habría que explicarle que el concurso no va de eso sino, precisamente, de lo que se hace antes de sentarse a la mesa a zampar.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation