Menú

Telecinco comienza a amortizar a Pantoja con un momento histórico

Entre besos y abrazos, Kiko recibió en la casa a su madre Isabel Pantoja.

0
Telecinco comienza a amortizar a Pantoja con un momento histórico
Pantoja e hijo | Telecinco

Rodeada de un halo blanco, el de los focos tras la puerta de la casa, Isabel Pantoja hizo acto de aparición en Gran Hermano Dúo en medio de rotundos aplausos en el plató. Fichaje estrella de Mediaset para el próximo Supervivientes, la cantante ya hizo amago de ello el pasado domingo, con una llamada telefónica a su hijo que rompió un silencio casi total.

Kiko Rivera cruzó corriendo toda la casa para, después de tres meses (13 semanas y 93 días), reunirse con su madre ante las cámaras de Telecinco.

"Eres real, eres transparente", dijo Isabel Pantoja a su hijo, entre abrazos y besos. Kiko hizo el recorrido entero a su madre, que llevaba el pelo recogido en una coleta, con altos tacones, un ajustado pantalón azul y una blusa blanca de mangas acampanadas.

"Te voy a dar arroz cuando llegues", reía y lloraba la tonadillera, que dejó de manifiesto la buena relación que mantiene con su hijo Kiko.

Jordi González interrumpió la reunión para desvelar a Kiko que su madre iba a irse a la isla de Supervivientes. "Una noticia súper... súper", dejó caer la Pantoja a su hijo, que enseguida captó la indirecta y tuvo que sostenerse la cabeza con las dos manos.

"Yo he sido siempre forofa de ese programa y de Gran Hermano. Verme en la isla para mí era un sueño", explicó ante las preguntas de ¿por qué, Pantoja, por qué? Pantoja dijo que "nadie sabe en este país que mi hobby es pescar", dijo para reivindicarse, rememorando una entrevista de 2011 con Jorge Javier Vázquez. "Es verdad, es verdad", apuntó Kiko sobre la inesperada afición de la estrella.

Otro Kiko, Hernández, desveló pocas horas antes en Sálvame la que había sido la única petición de Pantoja para esta noche: saber si su hijo iba a ganar o no. Naturalmente, no pudo acceder a esa información, por lo que Pantoja tuvo que entrar en la casa sin saber cómo iba a transcurrir el resto de la noche.

Pantoja abordó todas las polémicas silenciadas hasta ahora, hablando de la drogadicción de Kiko, confesada por él mismo en antena en este mismo programa. "Ha sido fuerte", dijo entre lágrimas, para enseguida pasar a hablar sobre ella: "Yo dejé todo para estar con ellos y no me separé de él ni un segundo. Gracias a Dios, mi hijo a día de hoy está sano". Y tal y como vino, Isabel Pantoja se fue.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios