Menú

La estampa más patética de 'Supervivientes': la imagen de Elena Rodríguez y la lasaña que marcará el concurso

El hambre campa a sus anchas en Honduras. Los concursantes de Supervivientes no pueden más y devoraron una lasaña.

0
El hambre campa a sus anchas en Honduras. Los concursantes de Supervivientes no pueden más y devoraron una lasaña.
Elena Molinero y la lasaña | Mediaset

La gala 12 de Supervivientes (que será recordada por decidir la expulsión de Yiya del Guillén) proporcionó imágenes de un dramatismo extremo. Pero no a costa de las discusiones entre los concursantes, al fin y al cabo la tónica habitual del programa de Telecinco, sino por las duras condiciones (y sobre todo el hambre) que se hace notar después de tres meses en la isla.

Desde la zona de juegos los supervivientes tenían que afrontar "Este puzzle es una ruina", una prueba en la que había que desenterrar piezas, transportarlas y montarlas. El premio, una jugosa y caliente lasaña si lograban montarlo entero, y media si solo lo desenterraban.

Ana María Aldón y Elena Rodríguez lo tenían que llevar a cabo pero quedó claro que montar puzzles no es lo suyo. Tanto se esforzaron que, pese a todo, la organización les concedió un minuto extra y la ayuda de Hugo, que parecía tener más claras las cosas, pero ni por esas. La frustración por no conseguir el objetivo fue tal que provocó un conato de bronca entre Ana María y Elena:

Pero ojo: los esfuerzos de las dos mujeres y el resto del equipo, absolutamente desesperados por el hambre, enternecieron tanto al equipo que decidieron darles el premio entero. Eso sí, antes Jorge Javier quiso tomarles un poco el pelo y prolongar la angustia.

Nada más levantar la tapa los concursantes se lanzaron sobre la pobre lasaña como una horda de muertos vivientes ante su víctima. El ver cómo los concursantes se volcaron sobre el plato sorprendió por su dramatismo incluso al curtido Jorge Javier. Nunca debe olvidarse la dureza de un concurso como Supervivientes.

Más tarde, eso sí, el compañerismo saltó por los aires. En la palapa hubo discusiones por el mal reparto de la lasaña, con críticas centradas en Elena Rodríguez por empujar a Rocío Flores y, de hecho, desperdiciar la comida por puro ansia. Un trozo grande de lasaña cayó en la arena por tratar de acaparar demasiado.

"No soy egoísta", trató de justificarse la madre de Adara sin demasiado éxito: la imagen de Elena Rodríguez apartada del grupo y comiendo a dos manos la pasta ya campaba por todo Twitter.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios