Menú

El yoga en el embarazo

Practicar yoga durante el embarazo ayuda a afrontar el parto de manera más tranquila y alegre con unos simples ejercicios y sabiendo respirar.

Marta Pérez
0
El yoga en el embarazo
Mujer embarazada respirando | Pixabay/CC/TawnyNina

Si a lo largo de la vida es importante hacer deporte para mantenerse flexible y en forma, en el embarazo es esencial para sentirte bien. Sobre todo en este ritmo de vida tan ajetreado que llevamos en el que siempre vamos corriendo a todas partes y con la sensación de que le faltan horas al día para abarcar todo lo que queremos hacer. De ahí que el embarazo nos dé la oportunidad de parar, respirar y bajar el ritmo.

Lo ideal sería conocer el yoga antes del embarazo, porque de esa manera, adquieres una conciencia corporal al conocer tu cuerpo y así, no te extralimitas en determinadas posturas. Con unas simples indicaciones del profesor puedes entrar en una clase colectiva, pero si no has practicado yoga antes lo mejor entonces es que asistas a clases de yoga para embarazadas.

Durante el embarazo cambiamos por dentro y por fuera, 9 meses de gestación son muchos meses y debes ser consciente de tu responsabilidad y que de ti depende tu bienestar y el de tu bebé. Por tanto, debes cuidarte por ti y por él o ella. Practicar yoga te va a ayudar a encontrarte a ti misma dentro de tu nuevo cuerpo y tus nuevas sensaciones. En las clases de yoga para embarazadas, se imparten técnicas de relajación, visualización y meditación muy saludables para comenzar a establecer esa conexión tan maravillosa con tu bebé.

Mis recomendaciones a una embarazada cuando viene a clase de yoga siempre son y serán:

  • No tienes que salir de las clases más cansada de lo que entras.
  • Practica siempre con suavidad y respeto a tu cuerpo. No intentes demostrar nada en las clases de yoga, debes entender y respetar tu nuevo ritmo. Para y descansa siempre que lo necesites.
  • Durante todas las posturas de yoga, debes hacerlas con una ligera contención o contracción de abdomen, manteniendo a tu bebé hacia la espalda.Cada postura la hacemos dos veces, manteniendo 5 respiraciones por vez.

Posturas recomendadas para embarazadas

Viparita Karani en pared: tumbada, coloca los glúteos en contacto con la pared y estira las piernas hacia arriba, las separas entre sí para crear espacio en tu pelvis. Es una posición que alivia la sensación de hinchazón de pies y pesadez de piernas, fomentando la circulación de retorno, irrigando la sangre hacia la pelvis y vientre, relajando zona lumbar.

primera-foto-yoga.JPG
Marta Pérez practicando uno de los ejercicios de yoga.

Vaca gato: inhalando arqueas la espalda sintiendo cómo se abre el pecho y los glúteos se elevan y cuando exhalas redondeas elevando costillas arriba, relajando cabeza y coxis.

segunda-foto-yoga.JPG
Otro de los ejercicios.
tercera-foto-yoga.JPG
Otro de los ejercicios.

Setu Bhandasana o el puente: cuando inhales eleva cadera y sube vértebra a vértebra, siente el apoyo en los hombros. Estirando los músculos del abdomen creas espacio para que tu bebé se mueva al mismo tiempo que eliminas la sensación de peso en tus caderas.

cuarta-foto-yoga.JPG
Marta Pérez practicando uno de los ejercicios de yoga.

Es muy importante que te mantengas alejada del estrés o de situaciones que lo generen mientras estás embarazada, porque todo se transmite a tu bebé, debes cuidarte evitando lo que te haga sentir mal o disgustada y llenarte de lo que te haga sentir feliz y relajada.

Haz cosas que te animen, que te hagan sentir bien, ríete.... mucho.

Come correctamente para nutrirte y a tu bebé, rodéate de gente que te aporte cosas bonitas y practica yoga como preparación al parto.

Siéntete alegre, porque ser mamá es una bendición y vas a ser muy feliz.

Namasté

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation