Menú

Cómo elegir la protección solar más adecuada para tu hijo

Con la llegada del verano es necesario proteger a los más pequeños del sol pero… ¿sabemos qué protección es la mejor?

0
Cómo elegir la protección solar más adecuada para tu hijo
Niño jugando al sol | Pixabay/CC/DariuszSankowski

Aparecen los primeros rayos de sol del año y comienza el calor por lo que toca pensar en cómo podemos proteger la piel de los más pequeños de la casa. Las recomendaciones son las de siempre aunque no está de más recordarlas:

  • No exponer a bebés de menos de seis meses a los rayos del sol
  • Utilizar siempre una crema con la máxima protección
  • Aplicar la protección solar al menos 30 minutos antes
  • Repetir la aplicación siempre que sea necesario
  • Evitar acudir con niños pequeños a lugar con mucho sol en las horas centrales del día
  • Desechar la crema solar que nos quedaba del año pasado ya que caducan

Pero una vez recordadas las recomendaciones habituales… toca elegir la crema solar y no es tan fácil como en un principio pudiera parecer. En el mercado existen multitud de lociones para proteger a los menores del sol pero si no consultamos con los especialistas o no conocemos los diferentes tipos que existen, corremos el riesgo de no proteger a los más pequeños tanto como ellos necesitan. ¿Sabías que las cremas se dividen entre las que tienen filtros físicos, filtros químicos y las que combinan ambos?

Filtros físicos

La protección con este tipo de filtro no absorbe la radiación solar. Más bien, la rechaza. Actúa prácticamente como un espejo con respecto a la luz del sol. La reconocerás porque deja sobre la piel una capa blanca que, aunque a veces puede considerarse antiestética es, sin embargo, la forma más efectiva de proteger a los niños más pequeños del sol. Al tener sustancias que no penetran en la piel sino que se quedan en la capa más superficial, no suele ser habitual que provoquen reacciones alérgicas.

Filtros químicos

Al contrario que las cremas con filtros físicos, las que solo tienen filtros químicos penetran en la piel para protegernos del sol. De esta manera, absorben la radiación solar y, a través de reacciones fotoquímicas, modifican los fotones de los rayos para evitar que perjudiquen nuestra piel. Su aplicación es más fácil ya que no deja restos blancos pero las cremas que solo presentan estos filtros no son las más recomendadas para los más pequeños de la casa. Además, al tener ingredientes que penetran en la piel, es más fácil que se produzca algún tipo de reacción alérgica.

Combinación de filtros físicos y químicos

Estas lociones tienen una doble función. Por un lado, rechazan los rayos del sol y por el otro se encargan de desactivar los fotones que el filtro físico no haya rechazado y por tanto hayan penetrado en la piel. Actualmente en el mercado hay multitud de cremas que combinan ambos filtros indicadas para niños a partir de seis meses. Sea como fuere, no dudes en consultar tus dudas con un dermatólogo o con un farmacéutico y recuerda siempre los consejos básicos para proteger a los más pequeños del sol.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation