Menú

Cómo decorar el árbol de Navidad de forma especial

Las Navidades ya están a la vuelta de la esquina, y con ellas llega el momento de preguntarnos qué haremos para cenar en Nochebuena o Fin de Año.

3
Las Navidades ya están a la vuelta de la esquina, y con ellas llega el momento de preguntarnos qué haremos para cenar en Nochebuena o Fin de Año.
Decora tu árbol | Flickr/sociotard

Preparar el menú para el Día de Navidad o Reyes -y el correspondiente roscón-, decidirnos por este regalo o este otro para cada una de nuestras personas especiales, mandar las típicas felicitaciones navideñas a amigos y familiares... Pero si hay un momento especial por estas fechas, a parte de abrir los regalos, ese es el de montar el Belén y el árbol de Navidad, sobre todo si hay niños en la casa.

Hoy vamos a fijarnos en esto último, la decoración del árbol. Sin importar si tenemos un abeto natural o un árbol de plástico, a la decoración tradicional de bolas, muñecos de nieve, la estrella coronándolo y las luces de colores rodeándolo con Papá Noel y sus renos repartidos por sus ramas podemos darle un toque personal haciendo nuestros propios elementos decorativos. Bolas, calcetines, angelitos... cualquier idea se puede adaptar a un árbol. Además, muchas de ellas las pueden realizar los más pequeños, lo que hará que esperen con más ansias la llegada de estos días y participen activamente del principio de las fiestas. Sin olvidar que los adornos hechos en casa nos ayudarán a que nuestro bolsillo se resienta lo menos posible. 

Uno de los elementos típicos del árbol son las bolas, que además se pueden personalizar de muchas formas. Si tenemos bolas lisas por casa, o incluso estropeadas, podremos añadirles mensajes navideños o de cara al nuevo año; otra opción pasa por dibujarles motivos relacionados con esta fiesta. Seguro que las visitas que tengamos estos días se quedan gratamente sorprendidas con tan cuidadosos detalles. Un color dorado o plateado ayudará a darle un toque más navideño a las bolas, a las que podemos añadir brillantina o cintas de colores para conseguir un resultado aún más espectacular. Y todo hecho por nosotros mismos.

Otro elemento tradicional del árbol son las piñas. Para conseguir un efecto más realista podemos utilizar piñas naturales, opción que también se nos antoja la más barata de todas. Ir al bosque a recogerlas puede ser una buena excusa para salir a hacer una excursión al aire libre y quién sabe si disfrutar de la nieve. Las piñas las podemos dejar al natural o, si lo preferimos, añadirles un poco de brillo, incluso pintarlas de dorado o plateado para la ocasión; y para que no se caigan les añadiremos un cordel y las ataremos al árbol.

Si nos guiamos por las películas, los calcetines deberían estar la chimenea, aunque también podemos colgarlos del árbol. Aquí, existen varias alternativas: la primera que se nos ocurre es coger un calcetín liso y diseñar nosotros mismos sus adornos navideños con punto de cruz. También podemos pegar algodones simulando la nieve, e incluso recortar diferentes figuras con tela de forro o similar. Los más pequeños disfrutarán si se levantan el Día de Navidad y encuentran esos calcetines adornados por ellos llenos de chucherías. 

Estos son algunos detalles que harán de tu casa un lugar más acogedor estas fechas que se avecinan, pero existen muchas más opciones para nuestro árbol de Navidad. Solo hace falta echarle imaginación. Seguro que también has pensado en poner pequeños bastones de caramelo en las ramas, todo un clásico e igualmente muy barato. Del mismo modo, las postales y manualidades navideñas que tus hijos realicen en el colegio son igualmente perfectas para dar a tu árbol un poco más de luz. 

A ver si este año, y entre toda la familia, conseguimos que la decoración sea sencilla, económica y cálida. ¡Y que la crisis no impida que la Navidad sea un momento único y especial!

Temas

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco