Menú

¿Cómo saber si una prenda de moda es una falsificación?

Si te preocupa si una de las prendas que te gusta es falsa o verdadera deberías considerar estos trucos.

14
¿Cómo saber si una prenda de moda es una falsificación?
Kim Kardashian en la sesión de moda de Juergen Teller | Cordon Press

¿Cuántas veces te has preguntado si la prenda que tienes delante es una imitación o falsificación, o se trata de una prenda original? En el mundo dela moda, sobre todo tras la llegada de internet, es cada vez más frecuente encontrarse con verdaderas gangas en marcas de moda que podrían no ser precisamente marcas, sino imitaciones muy bien hechas. Está claro que cuando quieres el original, con sus acabados y garantías, por muy ganga que te parezca quieres saber si realmente lo estás o no comprando. Entonces ¿cómo puedes reconocer a una prenda original?

Evidentemente, la mejor forma para no caer en el truco de las imitaciones más buenas es recurrir a las tiendas oficiales. En ellas, puedes estar seguro de que lo que compras lo compras original. Pero, las rebajas casi nunca llegan a estos lares y, si lo hacen, no son verdaderas gangas de las que quieras aprovecharte. Entonces, ¿se puede realmente aprovechar las rebajas y gangas por internet con seguridad como para saber que se compran objetos originales?

Vamos a descubrirlo con algunos consejos para distinguir estos productos de los que no son más que copias. ¿Quieres conocerlos?

Cómo distinguir originales de copias

El logotipo: es quizás una de las identificaciones más claras de las marcas y aunque los que les imitan suelen hacerlo muy bien basta una inspección a ojo para darse cuenta de si el logo es el real o es en realidad una copia barata. Es cierto que a veces, como en el caso de la confusión del logo de la CE con el de China Export pueden dar lugar a muchas confusiones y hay que tener un ojo experto para distinguirles.

Los números de serie: las prendas de moda de las marcas más caras suelen llevar incorporado un número de serie. Éste sirve para identificarlas como un objeto único, pero también puede ayudarte a distinguirla de identificaciones. En internet puedes encontrar sitios especializados que te ayudarán a resolver el misterio.

El Made in China: si conoces la fábrica de la marca es probable que seas capaz de identificar por la etiqueta si estás ante una falsificación o un original. Es verdad que muchas firmas trabajan con China, incluso en el caso de las marcas de máxima calidad. Pero, aún así, las de exportación e imitaciones suelen dejarlo claro con direcciones que no coinciden.

Elementos con problemas en las prendas: un hilo mal rematado, una costura de un color que no coincide o un botón suelto no suelen ser buenos argumentos para defender la calidad de la prenda y deberían hacer saltar las alarmas a la hora de distinguir cuáles de ellas son originales y cuáles no lo son. Una cremallera o broche que no funciona correctamente también son signos que deberían hacértelo plantear dos veces.

La calidad de las telas: aunque no siempre, el tejido marca la diferencia en cuanto al precio que se paga por la prenda. Muchas imitaciones calcan a la perfección prácticamente todo lo que nuestro ojo ve, pero no aquello que se puede tocar. El sentido del tacto suele ser bastante práctico a la hora de comprobar si un producto es una imitación o si se trata de una falsificación en toda regla.

Es cierto que no siempre es sencillo distinguir entre originales y prendas que no lo son. Aunque suene a tópico, en la calle, es difícil encontrarse productos realmente originales a precios que son un 80% inferiores al original. Salvo que se trate de un outlet, de un negocio de segunda mano o de una liquidación, se podría decir que siempre que te encuentres con estas gangas deberías desconfiar. O eso, o saber que lo que te estás llevando a casa no es en realidad lo que aparenta ser.

En todo caso, cabe señalar, sobre todo si sueles comprar productos de imitación que esto ocasiona pérdidas multimillonarias a las marcas y que, al final, tu dinero solo sirve para financiar negocios que no son legales, mantener trabajadores sin seguros y en precarias condiciones y, además, apostar por productos que no van a darte la calidad que sí ofrecen los que son originales. No siempre puedes permitirte todos los productos que quieres pero, en caso de no poder comprar algo de marca es mejor siempre buscar otros negocios que tengan algo parecido y que no vivan de copiar literalmente a otros.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco