Menú
Katy Mikhailova

Tampón y tampona

Los tampones ya se usaban hace más de dos mil años. La moción aprobada en Manresa en favor de las esponjas marinas arroja millones de dudas.

Katy Mikhailova
0
Los tampones ya se usaban hace más de dos mil años. La moción aprobada en Manresa en favor de las esponjas marinas arroja millones de dudas.
Una esponja marina | lacopamenstrual.es

Tampón y tampona, compresa y compreso, esponja y esponjo, copa y copo: he aquí el nuevo marketing anclado en el feminismo y, quizá, feminazismo, no sé yo. El lenguaje y la lenguaja de la nueva era aterriza como una moda entre ciertos estratos. Lo del Señor y la Señora Tampón y Tampona tiene su aquel porque, a raíz de que Manresa aprobara la moción para sustituir tampones por esponjas marinas. También existe, Manresa, un invento llamado copa con el objetivo de reciclar y emplear objetos, dicen, "más saludables". De hecho, como esto va de moda y modos, y de belleza, me gustaría hacer un breve repaso histórico sobre los tampones.

Y es que estos ya se utilizaban hace más de 2 mil años. Aunque creamos que el invento se empieza a comercializar allá por los años 80, este tipo de "herramienta" cuyo único objetivo es absorber el flujo de la menstruación lleva ya muchos más años de los que creemos circulando por el mundo femenino.

Sin embargo, el gran éxito del tampón se debe a su uso para mujeres sobre todo en época de verano, para bañarse en la piscina o en el mar.

Yo no sé si la copa menstrual es más o menos agresiva para el cuerpo de la mujer, pero eso de andar lavando el asunto después de cada regla -y llevando varias copas en el bolso, entiendo- me resulta bastante antihigiénico.

Yo entiendo a los ecologistas y ecologistos que hay que cuidar el medio ambiente y la capa de ozono, pero me pregunto porqué no empiezan a ellos por sustituir su vehículo de motor por un vehículo de tracción animal, y por qué no renuncian al teléfono móvil y vuelven al sistema de la paloma mensajera.

Creo, y todo apunta a que lo siguiente va a ser añadir al condón el femenino de la condona, al preservativo sumarle la preservativa, que, si te apuras, te suben el IVA. A no ser que ideen un método anticonceptivo reciclable de piel de calamar, por ejemplo, para dejar el asunto en campo marino. Por cierto, ¿sabían que ya hay investigaciones para elaborar abrigos y bolsos de piel de peces? Dicen que va a ser el sustituto de otro tipo de pieles, y que va a ser mejor aceptado por los ecologistos y las ecologistas. Yo, no sé ustedes, por el momento voy a empezar a llenar cajones y cajonas llenas de cajas y cajos de tampones y tamponas por si mañana no queda otra que usar la esponja y el esponjo. Andese con cuidado, lector, lectora o como prefiera llamarse.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios