Menú

Humildad, sencillez, gratitud, encanto y sabiduría son algunos de los rasgos que aprecié en Elio Berenguer Úbeda.

Katy Mikhailova
0
Humildad, sencillez, gratitud, encanto y sabiduría son algunos de los rasgos que aprecié en Elio Berenguer Úbeda.
Elio Berenguer Úbeda | Cordon Press

Recuerdo que le conocí hace algunos años entrevistándole en esModa en esRadio Madrid. La primera impresión que tuve era muy positiva: a pesar de yo tener 20 años recién cumplidos y tener una escasa experiencia en el sector, me encontré con la cara más amable del creador. Humildad, sencillez, gratitud, encanto y sabiduría son algunos de los rasgos que aprecié. Acompañado de su pantalón de lino color crema y su habitual sombrero, llegó a los estudios desde los que emitíamos en el Centro Riojano de Serrano.

Se llama Elio Berenguer Úbeda y nació un 20 de febrero de 1929 en Córdoba. Su padre fue fusilado en agosto del 36 después de estallar la Guerra Civil. Por lo que el pequeño Elio fue trasladado a Sevilla para vivir con su tía. Su infancia fue dura: el joven prodigio, aun sin saber el futuro que le auguraba, tenía que dormir en el pajar con los animales, llegando a huir de todo aquello. En una entrevista que concede, confiesa que tuvo que escapar de aquella situación, y fue a vivir con su tío Andrés Berenguer para terminar trabajando en el negocio familiar en la lechería de San Jerónimo de Sevilla.

Aun antes de cumplir la mayoría de edad, empezó a darle riendas sueltas a su creatividad comenzando con la pintura; y con apenas 17 primaveras se mudó a Madrid en donde podemos considerar que arrancó su carrera como diseñador.

Estos fueron los durísimos comienzos de un genio, que ha llegado a vestir a la Doña Sofía, Ava Gardner, entre otros. Al igual que mentes privilegiadas para esta industria como la Gabrielle Chanel, Yves Saint Laurent o Amancio Ortega, Elio ha sido capaz de hacer de la miseria y del dolor todo un imperio de belleza y arte. Habitual de la pasarela Cibeles, y retirado hace algunos años, ha cosechado numerosos premios, y es el momento de hacerle un homenaje en vida.

"Nunca antes se ha premiado, ni tan siquiera se ha aceptado presentar a estos prestigiosos galardones, ninguna candidatura de figuras representativas del mundo de la moda, una industria creativa clave para la economía de nuestro país, ya que representa el 2.9% del PIB y un 4.2% del empleo. El sector merece ser reconocido en estos Premios y no hay mejor candidato que Elio, un profesional importantísimo que ha marcado la historia del diseño de moda en España", me cuenta Pepa Bueno, directora de ACME.

Es la primera vez en la que se propone a un grande de la moda española a ser nominado candidato a los Premios Princesa de Asturias. Y en esta ocasión es uno de los diseñadores más importantes que tenemos. Y es que los homenajes se deben hacer en vida. Así que yo me sumo al apoyo de esta candidatura para que Elio Berhanyer reciba un Premio Princesa de Asturias.

Directora y presentadora de esModa y colaboradora de Es la Noche.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios