Menú

¿Cómo actúa el seguro de hogar en caso de incendio?

Los seguros de hogar garantizan que nuestra inversión más valiosa, nuestra vivienda, esté protegida. 

Chic
0
¿Cómo actúa el seguro de hogar en caso de incendio?
Cómo actúa un seguro de hogar | Archivo

Pese a que los seguros de hogar no son obligatorios como si sucede, por ejemplo, con los seguros de automóviles, lo cierto es que son más recomendables y esto se debe, principalmente, a que, por norma general, el desembolso que supone adquirir una casa es bastante elevado y es la única manera de garantizarse que ésta está protegida. Aunque nunca se haya sufrido un percance antes en forma de incendio, goteras, robos, fugas o similares a buen seguro que se conoce a alguien cercano que, por desgracia, sí que ha pasado por esa situación y nadie puede prever lo que ocurrirá en un futuro. Contar con un seguro de hogar es saberse protegidos en el momento en el que éste sea más necesario y no por ello tiene que suponer un desembolso elevado. De hecho, el contar con el seguro que de verdad se necesita, con sus coberturas correspondientes, resulta ser mucho más económico a la hora de tener que llevar a cabo las reparaciones oportunas. En este caso nos hemos querido centrar en el seguro incendio hogar y ver qué cubre exactamente y cómo actúa cuando se precisa.

Es muy probable que mucha gente no lo sepa pero los seguros frente a incendios fueron el origen de los seguros de hogar tal y como se conocen hoy en día. No por menos, los incendios llegaban a ser antes mucho más frecuentes por el mero hecho de los materiales que se empleaban en la construcción (donde predominadaba la madera) y porque no se contaba con tantos medios para poder sofocarlos en el menor tiempo posible. Curiosamente hoy en día los incendios en los hogares no son extraordinarios y se registran como una de las causas más comunes dentro de los accidentes que pueden tener lugar en las viviendas de los españoles.

Quienes contratan un seguro contra incendios han de saber que éste brinda una excelente cobertura porque no sólo se está asegurando aquello que se vea afectado por el fuego en sí. Más allá de eso también se contemplan los daños materiales a consecuencia incluso de los residuos que produce el fuego, la extinción, el desescombro y los gastos que se deriven del salvamento, en el caso en el que sea necesario. Y es que no hay que perder de vista que ante un incendio sólo pueden responder los profesionales preparados y esto supone un equipo específico y un personal alerta las 24 horas del día.

Motivos de un incendio en una vivienda

La realidad es que éstos pueden ser muchos y muy variados. Puede ocurrir por algo fortuito como puede ser un problema con la instalación eléctrica, también puede ser el resultado de una imprudencia o que haya sido provocado e, incluso, puede ser consecuencia de la caída de un rayo. Aunque esto último pueda parecer algo aislado lo cierto es que se producen incendios por este motivo y, como es lógico, no es algo que se pueda prever. Lo ideal en estos casos es contar con una cobertura extra que garantice la sustitución de todos los aparatos eléctricos que se puedan ver afectados.

Como ya mencionamos los daños que puede causar un incendio van más allá de las llamas. El mismo humo puede provocar daños personales y materiales y contar con un seguro de incendios es saber que esto también queda cubierto. Como aclaración, el humo que es consecuencia de una actividad prolongada, como puede ser el de una fábrica, no quedaría contemplado puesto que el seguro contra incendios actúa cuando ocurren situaciones excepcionales. Además, en el caso en el que el fuego o el humo afecte a terceras personas o a otra vivienda lo que se empleará es el seguro de responsabilidad civil, que es el que está pensado para estos casos.

Extras que se pueden añadir

Siempre hay que leer el seguro contra incendios que se tenga en cada caso porque, aunque a grandes rasgos cubrirán lo mismo pero esto no quiere decir que la letra pequeña coincida al 100%. Por ejemplo, hay seguros que incluyen los daños por impacto que son, en realidad, riesgos que complementan a un incendio ya que, sin haber fuego de por medio, pueden derivar en una situación similar.

Otro de los extras con los que se puede contar es la de pérdida de alquileres para el caso en el que se cuente con una segunda vivienda, ésta esté subarrendada y ocurra un incendio en la misma. Este tipo de seguros ofrecen una indemnización por las pérdidas que se puedan tener o bien se ofrece una segunda vivienda similar hasta que la primera vuelva a estar habitable.

¿Qué hacer en caso de incendio?

Lo primero de todo es ponerse a salvo y llamar a los bomberos. Cuando todo el mundo se encuentre fuera de peligro será el momento de llamar a la aseguradora, de tenerse, y pedir la indemnización correspondiente.

En el caso de no tener seguro contra incendios la cuantía a pagar puede ser más que considerable y a ésta habrá que sumar las pérdidas mismas que se hayan producido.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios