Menú
Katy Mikhailova

Desvestidura

Rosalía llamó la atención, y de qué manera, por su atuendo en el estreno de 'El Rey León'.

Katy Mikhailova
0
Rosalía llamó la atención, y de qué manera, por su atuendo en el estreno de 'El Rey León'.
Rosalía en El Rey León | Gtres

Rosalía vuelve a ser el centro de atención, pero esta vez no por su bonita voz o su divertida coreografía; sino porque, aun después de una importante polémica por aparecer con tres abrigos de piel de animal (no sólo las zorras llevan zorros ni los cerdos comen cerdos, y viceversa), en lugar de "achicarse" y dejar correr el tiempo para que sus fans se olviden, decide hacer leña del árbol caído y aparecer en el estreno de El Rey León nuevamente enfundada con alguna cosa extravagante, cual dominatrix, en color negro y con pelo de animal (o algo parecido). A mí lo que me preocupa es qué diantres hace vestida así con la horripilante ola de calor que estamos aguantando, y me pregunto si acaso no vivirá el fenómeno del ensimismamiento que se resume en vivir en otra galaxia al margen de lo que sucede en la Tierra y en ese mundo real que es el que compra sus singles, descarga sus vídeos y asiste a sus actuaciones. Empiezo a creer que estamos ante una especie de Se-Di (no confundir con nuestras amiga Siri del iPhone), Semi-Diosa que vive ajena a las modas y los modos, y aun haciendo apología del Chonismo (como en su último tema ‘Aute Couture’ o, vulgarmente cantada, ‘bájale’), protagoniza la portada de Vogue versión nacional del mes de julio. "Tacones, lunares p’a matar, bájale; los flecos, la trenza, p’a matar, bájale; eyeliner, leopardo p’a matar, bájale" dicen sus versos alejandrinos versión urbana.

Todo esto ya lo predijeron Los Simpsons con el personaje Cletus Spuckler; o, para no irme tan lejos, los Gipsy Kings de Cuatro. Misma estética, misma ética, sólo que diferentes honorarios. Ser hortera está en alza, pero depende de la dulzura con la que cantes y el brillante marketing que tengas detrás.

Ni contigo, Lía, ni sin ti. Bájame. Adoro tanto tu música como me espanta tu estilismo.

Supongo que también parte de ese don divino es el de cantar con acento andaluz siendo catalana; amén de sobrevivir un día entero con esas ‘uñacas’ (que, cuanto más escribo de ellas, más crecen). O la capacidad de salir con abrigos de zorro con 35 grados en la calle. Bájale. O quítalo, hija mía. La "desvestura" (en lugar de "La Rosalía"). Y límalas, por amor a Dior, o Vuitton, esas zarpas no son higiénicas. Y no quiero seguir escribiendo de ellas.

El tema del Veganismo es curioso, porque, aunque yo cada día esté más cerca del "vegan" que del "ismo" (vamos, más naturaleza y menos movimiento sociopolítico), me sigue sorprendiendo toda esa gente que se horroriza con las pieles de animal pero comen jamón ibérico, desayunan pavo braseado y cenan espetos con cerveza.

Pero las contradicciones molan tanto, que hasta una Carmen Calvo que promulga el socialismo es capaz de ponerse un cinturón de Hermés, salir a la calle y que la vida siga su curso. Claro que si Isabel Pantoja ya se estrena como Influencer, podemos decir que lo hemos visto todo. O casi todo. Faltaría un Pedro Sánchez desfilando para Dolce&Gabbana entre investidura y "desvestidura". Bájale.

Directora y presentadora de esModa y colaboradora de Es la Noche.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios