Menú

Caída del pelo por estrés: como solucionar y prevenir este problema

Cuando comienza a caerse el pelo, es fundamental acudir cuanto antes a clínicas de salud especializadas.

0
Cuando comienza a caerse el pelo, es fundamental acudir cuanto antes a clínicas de salud especializadas.
Caída del cabello | Pixabay

La caída del cabello puede tener varias causas; la herencia genética, los cambios hormonales y afecciones médicas, el efecto de algunos medicamentos y suplementos, recibir radioterapia, un evento impactante, la edad, la pérdida de peso, la mala alimentación, algunos tratamientos capilares de belleza y, sobre todo, el estrés que se padece diariamente.

Como norma general, la vida de la mayoría de los occidentales está siempre acelerada, siempre afrontando nuevos retos, en una continua lucha por mantenerse dentro de la llamada sociedad del bienestar. La tensión y el estrés que obliga a soportar este ritmo de vida tiene un efecto directo sobre la salud, siendo en muchos casos la pérdida de cabello un resultado ante el exceso de actividad y preocupaciones.

Cuando comienza a caerse el pelo, es fundamental acudir cuanto antes a clínicas de salud especializadas, como el Instituto Médico Dermatológico (IMD), referente en tratamientos capilares en España, para poder determinar qué es lo que efectivamente está produciendo este problema. En el caso de tratarse de la llamada alopecia nerviosa, producida por el estrés, estos son algunos datos que se deben conocer.

¿En qué consiste la alopecia nerviosa?

Alopecia nerviosa es el nombre que recibe la caída del pelo por un exceso de estrés, tensión o ansiedad. Un mal que padecen de forma indiferente tanto hombres como mujeres, llegando a atacar a la mayoría de los folículos pilosos de la cabeza (hasta el 70 %). El alcance de esta alopecia puede alcanzar incluso aquellas zonas menos propensas a la caída, como son la nuca o los laterales.

Motivos de la alopecia nerviosa

No son pocas las razones que pueden considerarse culpables, es decir, que poseen una relación directa causa efecto en la caída del cabello. El cuerpo tiene una forma de reaccionar ante situaciones de tensión y estrés, que no tienen por qué ser igual para todo el mundo, aunque es bastante habitual que un buen número de personas sufran de pérdida capilar ante estas situaciones.

El organismo, como sistema de defensa, produce un aumento en los niveles de cortisol en sangre cuando la persona se ve sometida a momentos considerados estresantes. Esta hormona esteroidea dificulta y ralentiza la correcta circulación de la sangre en el cuero cabelludo, por lo que se da un debilitamiento constante en los folículos, provocando finalmente la caída del pelo.

En la Enciclopedia médica de MedlinePlus, se ofrecen unas interesantes consideraciones sobre los motivos por los que se puede llegar a perder el cabello por estrés. Estos síntomas pueden comenzar a apreciarse cuando las personas mantienen un ritmo de vida desordenado, con mala alimentación, falta de sueño, falta de ejercicio, consumo habitual de alcohol y tabaco…

Síntomas visibles

Es habitual perder un cabello que se regenera anualmente cumpliendo un ciclo natural. Cuando las pérdidas son excesivas es el momento de preocuparse y acudir a IMD, la mencionada clínica salud capilar referente en España para recibir un reconocimiento y posterior tratamiento profesional.

Las señales más claras de que la caída de pelo sobrepasa los niveles tolerables es cuando se observa una almohada llena de pelos cada mañana, cuando el sumidero de la ducha se tapona frecuentemente por pelos, cuando al efectuarse el peinado el cepillo aparece enmarañado de grandes mechones de pelos…

Cómo saber que la caída es por el estrés

Es una realidad que la relación entre un exceso de estrés o vivir momentos especialmente dramáticos tiene una acción directa con este problema capilar, lo que ocurre es que es muy difícil determinar la razón verdadera.

A grosso modo, hay que saber que este inconveniente para la salud y la apariencia estética de las personas puede seguir tres pautas bien diferenciadas:

Alteración en el ciclo de crecimiento capilar

Se denomina efluvio telógeno y se compone de tres fases que siguen un orden consecutivo y terminan produciendo la caída. Las fases son las siguientes: anágena (dura entre 2 y 7 años, es cuando el pelo nace y va creciendo pegado a la papila), catágena (con una duración de entre 3 y 6 semanas, es cuando deja de crecer y se produce la separación de la papila) y la telógena (el cabello permanece unido al cuerpo cabelludo durante al menos 3 meses y se va produciendo su caída).

Una alteración psicológica

La tricotilomanía se produce en aquellas personas que sufren un comportamiento compulsivo en el que, involuntariamente, se arrancan o estiran el pelo, sacándolo de su raíz. Un problema claramente relacionado con la depresión, la ansiedad y el estrés.

Alteración en el sistema inmunitario

La alopecia areata ataca directamente a los folículos impidiendo que crezcan. El motivo de esta alteración permanece desconocido para los especialistas del sector.

En cualquier caso, hay que insistir en que la valoración de un profesional del Instituto Médico Dermatológico (IMD) será la mejor manera de conocer el motivo y la solución ante una eventual caída del cabello, ya sea por estrés o por cualquier otro motivo posible.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia