Menú

Remedios de la abuela para dormir mejor

Dormir es una necesidad de todo ser vivo, pero a algunos les cuesta más que a otros. Hay algunos remedios que ayudan a dormir mejor, además naturales.

Dormir es una necesidad de todo ser vivo, pero a algunos les cuesta más que a otros. Hay algunos remedios que ayudan a dormir mejor, además naturales.
niña, dormir, acostada | Pixabay/CC/cuncon

Desde la antigüedad, los remedios caseros se han utilizado como coadyuvantes para conciliar el sueño. Su consumo promueve la relajación y el descanso. Todo esto porque tener una buena calidad de sueño es determinante para la salud. De hecho, el periodo de descanso es fundamental para gozar de una buena calidad de vida y reducir el riesgo de enfermedades. En particular, la sugerencia de los expertos es que cada adulto duerma entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones. Los niños deberían dormir un par de horas más.

Sin embargo, son muchos los factores que pueden llegar a interrumpir esta función vital. Por mencionar algunos, encontramos el estrés, las preocupaciones, el consumo de sustancias estimulantes, la actividad hormonal y la presencia de algunas enfermedades. Afortunadamente, esto puede mejorar con la ayuda de algunos remedios caseros y buenos hábitos, pero, hay que considerar que son meramente un complemento y no sustituyen el tratamiento médico.

  • Canela

Este ingrediente tiene usos milenarios y... uno de ellos es luchar contra los problemas de insomnio. ¿Cómo hacerlo? Poner una cucharita de café con canela en polvo en un vaso de leche caliente y tomarlo antes de ir a la cama.

  • Un baño caliente

Tomar un baño 2 horas antes de ir a la cama. Este relajante gesto ayudará a calmar el cuerpo y todas las terminaciones nerviosas. Si se busca hacer este tratamiento más eficaz hay que añadir unas gotas de aceites esenciales de limón, manzanilla, romero o lavanda.

  • Nueces

La nuez moscada tiene propiedades sedantes que ayudarán a dormir como un bebé. La receta de la abuela: poner una cucharadita de nuez en polvo en una taza de leche caliente y tomarla antes de meterse en la cama. Se puede cambiar la leche por agua o zumo natural de frutas siempre y cuando estén tibios.

  • Plátano

El consumo de esta fruta es muy útil para luchar contra los problemas de insomnio puesto que el plátano contiene triptófano, que es una sustancia que aumenta los niveles de serotonina, los que regulan el sueño. Asimismo, los minerales como el hierro, el calcio o el potasio también son buenos para dormir a pierna suelta.

  • Cáscaras de banana

Las cáscaras de banana contienen un aminoácido esencial conocido como triptófano. De acuerdo con un estudio compartido en Nutrition Reviews , el cuerpo convierte esta sustancia en serotonina, hormona clave para regular el estado de ánimo y los ritmos circadianos. De este modo, ayuda a mejorar la calidad de sueño.

  • Té de lechuga

Sabemos que puede sonar extraño, pero haced caso ya que la lechuga es una planta con propiedades para reducir la ansiedad y el insomnio. ¿Cómo hacer esta infusión? Mezclar en una taza la lechuga hervida con una cucharada de miel. Beber un vaso todos los días unas horas antes de ir a dormir.

  • Comino

Se conoce que las semillas de comino se utilizan sobre todo en la cocina pero cabe destacar que en la medicina tradicional se usa para inducir al sueño. ¿De qué manera? Hay que mezclar una cucharadita de comino en polvo en puré de plátano y cómelo antes de ir a la cama. Si no se tiene en polvo, sirve con moler las semillas de comino.

  • Azafrán

Este sabroso y colorido ingrediente posee una propiedad sedante perfecta para tratar el insomnio. Simplemente hay que hacer un té ¿Cómo se prepara? Añadiendo un par de hebras de azafrán en un vaso de leche caliente. Tomarlo en la noche antes de ir a la cama.

  • Manzanilla

Además de los consejos de la abuela, la historia asegura que la manzanilla ayuda a dormir hasta el punto de ser conocida como el remedio para caer en un estado propio de la bella durmiente. De hecho, estudios científicos indican que la apigenina compuesto que posee la manzanilla, puede ser responsable de su efecto tranquilizador. Basta con hervir una taza de agua y agregarle dos o tres flores de manzanilla. Dejar reposar, agregar miel y tomar una hora antes de dormir.

  • Té de valeriana y nuez moscada

Es una hierba médica con sedante y relajación muscular. Incita y estimula la relajación profunda en el sueño. ¿Cómo se hace la infusión? Mezclar media cucharadita de valeriana y nuez moscada rallada en dos tazas de agua caliente. Después, deja actuar durante 15 minutos. Sin embargo, no es recomendable utilizar este tratamiento durante más de dos o tres semanas.

  • Vinagre de manzana y miel

El vinagre de manzana puede ayudar mucho a dormir porque contiene aminoácidos que alivian el agotamiento, por una parte. Y, por la contraria; la miel también favorece el sueño mediante el aumento de la insulina que causa la liberación de serotonina, una sustancia química en el cerebro que ayuda a regular los ciclos del sueño. Simplemente hay que mezclar dos cucharas de vinagre de sidra de manzana y miel en una taza de agua tibia. Hay que tomarlo antes de irte a dormir.

  • Lavanda

Esta planta es considerada tradicionalmente un relajante natural, aunque en realidad, sus efectos van más en el sentido de que proporciona un ambiente relajante: su delicioso aroma recuerda al Mediterráneo. La lavanda presenta varias usos: puede usarse como aroma, como infusión o aceite esencial.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro