Menú

IMbox, el WhatsApp español para empresas

Por dos euros por usuario y mes, las empresas pueden disponer de un servicio de mensajería instantánea multiplataforma seguro y controlado.

LD/Agencias
0

La irrupción de los dispositivos móviles, la tendencia BYOD –Bring your own device; trae tu propio dispositivo, en español– y la popularidad de la mensajería instantánea han pillado desprevenido al mundo empresarial. Actualmente no hay un líder claro en este terreno y los responsables de SpotBros se quieren convertir en esa referencia con IMBox.

IMBox lleva algunos meses funcionando en pruebas, pero sus creadores han esperado a tener todas las versiones (PC, tableta y smartphone) a pleno rendimiento para presentarlo en sociedad. El servicio de mensajería para empresas es una evolución de SpotBros, creado tras enfrentarse a la gran competencia que hay en el mercado personal y la ausencia de un líder en el ámbito empresarial.

Actualmente, la mayoría de los empleados tienen un dispositivo móvil (especialmente iOS y Android) a su alcance las 24 horas al día, y a nadie le es ajeno que las aplicaciones de mensajería instantánea son una de las opciones más utilizadas para conversaciones entre dos interlocutores o en grupo.

En IMbox están convencidos de que este panorama provocará que la mensajería instantánea se corone, también en el entorno laboral, como uno de los principales canales de comunicación en menos de dos años. Sin embargo, en numerosas ocasiones se ha demostrado que la seguridad de las opciones destinadas al gran público, como WhatsApp, es más que dudosa. Además, de momento hay poca competencia y tan solo destacan algunas soluciones como Cotap.

Por eso, no son pocos los empleados que utilizan WhatsApp para tratar temas laborales. Según explica el fundador de SpotBros e IMbox, Fernando Calvo, "tener WhatsApp como canal de comunicación interno es una barbaridad; no tienes control alguno sobre el mismo". Esto supone, dice Calvo, "un riesgo de seguridad y un descontrol total sobre el canal para la empresa y también una solución muy pobre para el empleado".

Debido a esta tendencia, a la ausencia de garantías de seguridad y al saturado mercado de las aplicaciones de mensajería para usuarios particulares, la gente de SpotBros vio una oportunidad de negocio en el entorno empresarial, donde hay "menos gente, pero es un sector más rentable". De esta forma, tras varios meses de trabajo, lanzó IMbox.me, que permite a las empresas crear sus redes privadas y seguras de mensajería instantánea e intercambio de archivos.

Seguro y controlado

Hay varias diferencias entre WhatsApp –u otro servicio de mensajería para usuarios particulares– y uno destinado al sector empresarial como es IMbox. La primera es la seguridad, ya que, según Calvo, ofrecen un "cifrado militar". Todo se cifra con el protocolo AES 256 bits, utilizado por el gobierno de los Estados Unidos para los documentos Top Secret.

También en España hemos visto nacer otro servicio de mensajería que promete una seguridad similar, denominado Hermes, que utiliza un sistema de encriptación de 4096 bytes, cuatro veces de lo que utiliza el DNI electrónico (DNIe). Sin embargo, IMbox ofrece más opciones que lo hacen una opción más adaptada a las necesidades de una empresa. Quizá por eso la aplicación ha convencido ya en pocos meses a cientos de PYMES que están utilizando IMbox.

La primera es el control. El departamento de comunicaciones de la empresa que contrate IMbox dispone de un panel de control desde el que gestiona y controla toda su red de mensajería. No es necesario un número de teléfono, sino que se asocia con la cuenta de mail corporativa. Desde ahí la empresa decide a quién invita a la red, ver qué usuarios están usándola, invitar, dar de baja, crear grupos, gestionar los archivos que se envían, etc.

IMbox va, además, más allá de la mensajería y el envío de archivos. Permite a sus usuarios empresariales prestar servicios gestionados directamente desde la propia aplicación, como solicitar el envío de mensajes de texto o emails, por citar dos ejemplos, como ya está haciendo la EMT con esta solución. Además, de la mensajería quieren pasar a más servicios de valor para la empresa, como voz IP.

IMbox está siendo utilizado, a pesar de que se lanzó hace apenas unos meses, por unas 800 pymes. Además, sus creadores ya están hablando con grandes empresas que se han interesado por esta alternativa más segura y completa que WhatsApp para la comunicación de sus empleados.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation