Menú
Rafael L. Bardají

Super héroes de sofá

por primera vez en su historia, la Comic-Con se va a poder seguir de manera virtual. Y abierta a todo el mundo. El nombre oficial de esta edición es la Comic-Con@home.

Rafael L. Bardají
0

Yo supe del fin del mundo exactamente el 24 de abril de este año. Justo cuando, tras varias semanas de deliberaciones agónicas, los organizadores de la Comic-Con International de San Diego, la convención más grande del mundo mundial y el evento más relevante para los fieles de la ciencia ficción, los cómics, la ilustración y lo fantástico, anunciaron que debido a la Covid-19 se suspendía la esperada edición 2020. Justo en el cien aniversario de Ray Bradbury, el 40 de la película Tiburón y 25 del estreno de Outbreak, película sobre la epidemia producida por un virus similar al ébola y protagonizada por Dustin Hoffman, Kevin Spacey, Renée Russo, Morgan Friedman y Donald Sutherland, el miedo al coronavirus impedía por primera vez en sus muchos años de existencia, la celebración de la convención.

ray-bradbury1984.jpg
Ray Bradbury en 1984

Cualquiera que haya tenido la oportunidad de asistir a la Comic-Con sabe perfectamente que mantener la distancia social entre los 140 mil asistentes, por enorme que sea el centro de convenciones de San Diego, es imposible. Por lo tanto, no voy a ser yo quien critique la decisión de los organizadores. Con todo, no deja de sorprender que gente curtida en desafíos imposibles, que han visto cosas que ningún humano creería y que están dispuestos a ir hasta el infinito y más allá, hayan tenido la prudencia de evitar las aglomeraciones tan habituales en este evento. Si hay algo característico de la Comic-Con son las interminables colas, las largas esperas y las reuniones a puerta cerradas de miles de fans, dispuestos a todo por acercarse a sus ídolos o por hacerse con esa pieza que le añadiría el toque final a su colección de lo que sea. Hay que rendirse a la evidencia de que vivimos en un mundo de caguetas, mucho más preocupados en almacenar rollos de papel de WC que de asegurarse la comida para los que usarlos. Pero así es la vida en este mundo postmoderno.

Hasta ahí la mala nueva. La buena noticia es que por primera vez en su historia, la Comic-Con se va a poder seguir de manera virtual. Y abierta a todo el mundo. La imaginación y la dedicación de los organizadores ha hecho posible que ayer se abrieran las puertas del Exhibition Hall y poder comprar 4.032 productos sin tener que levantarse del sofá de casa. O asistir a cualquiera de las cientos de salas virtuales en las que poder ver un pre-estreno de esa serie que llegará en otoño a nuestras plataformas, escuchar a los autores de nuestras historias preferidas, o compartir las cuitas de todos aquellos que se dedican al mundo de la animación, el cómic y el arte popular en general.

Eso si, dada la enormidad de la oferta y la diversidad de opciones, la Comic-Con@home, que es el nombre oficial de esta edición virtual, está dispersa en varias plataformas y, por lo tanto, las rutas de acceso son múltiples según lo que busquemos. Por ejemplo, que queremos ver el primer episodio de la nueva serie For all Mankind, pues nos tendremos que dirigir a Apple Tv; pero si lo que queremos es conocer más de la Serie NeXt, hay que irse a la Fox.

Y ya que estamos, déjenme adelantarle a los que no lo sepan ya, que For All Mankind es una serie de astronautas, ahora que está tan de moda el tema espacial. No olvidemos que 2020, a pensar de la pandemic, ha sido el año en el que una empresa privada, SpaceX, ha puesto en órbita desde suelo americano a tres astronautas de la NASA. también está siendo el año en el que todo quisqui que se precie en lo espacial, lanza una misión a Marte. La penúltima hace una semana, los Emiratos árabes; anteayer, China. NeXt, por contra, nos introduce en un mundo en el que la AI es más una amenaza que un salto adelante. El temor a que las promesas de la inteligencia universal se conviertan en una pesadilla tampoco son nuevas y personas altamente tecnológicas como Elon Musk creen que la AI será una amenaza global. Un estratega como Henry Kissinger nos avisa de que la AI cometerá los mismo errores que los humanos, sólo que más rápido, por lo que será imposible corregir sus decisiones. Algo que bien supo David Bowman al tener que enfrentarse a maligno HAL 9000 en 2001: Una Odisea del Espacio.

kubrick2001.jpg
Stanley Kubrick con Keir Dullea en el set de '2001'

Sea como fuere, la novedad revolucionaria de esta edición virtual, es que es accesible gratuitamente para todo el mundo. Se desarrolla en abierto. Es verdad que en tiempo real con horario de la costa del Pacífico, pero se acabaron las angustias de ese proceso de selección tan alambicado como endiablado en el que cerca de un millón de aplicantes se reducen hasta los 140 mil asistentes. También se acabaron las esperas. Hay que decir que, con un notable sentido del humor, está a disposición de quienquiera descargárselo, un archivo para imprimir las temidas señales de Front Line y End of the Line.

También está disponible gratis, algo como sabemos muy del gusto español, el libro con el que año tras año agasaja la organización a los sufridos participantes. Este año con portada y sección principal dedicada a la figura y obra de Ray Bradbury. Son más de 200 páginas que ningún fanático de este mundillo se puede perder.

bardajidark.jpeg

La Comic-Con@Home comenzó ayer y finalizará este domingo. Si nunca han logrado ir, es el momento de dedicarle unas cuantas horas sin moverse del salón; si nunca le ha interesado ir, también es el momento de dedicarle un tiempecito y cogerle el gusanillo a la cosa. Y si ya ha estado en San Diego, se ha pasado una noche en vela luchando para poder acceder al Hall H, donde van todos los famosos y se presentan las mejores novedades, es el momento de volver. No es lo mismo, pero es lo único que nos queda. Yo me estoy preparando el traje de Dath Vader, este año con los rollos de papel higiénico que me han sobrado del confinamiento , debidamente teñidos de negro. No somos más que héroes de sofá.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios