Menú
Juan Manuel González

El final de Alien y la eterna persecución de Bullit

0

Las noticias sobre cine de esta semana deben comenzar obligatoriamente citando el anuncio de Michael Douglas de su victoria sobre cáncer tras un brutal tratamiento. Y desgraciadamente, también con la muerte del actor español Juanito Navarro y, en segundo lugar, la del director británico Peter Yates, responsable de una película icónica de una época como fue Bullit. Hay que aplaudir al primero y lamentar la pérdida de los dos últimos (por no mencionar la de Juan Piquer Simón, que tratamos aquí). Y una forma de hacerlo es disfrutando de la memorable persecución de coches del mencionado filme dirigido por Yates.

La semana destaca por la bomba que ha dejado caer Ridley Scott sobre el nuevo Alien. Por si no lo sabían, el director de Blade Runner estaba inmerso en el desarrollo de dos precuelas de su película, en las que se iba a relatar lo ocurrido antes de lo que conocimos en el largometraje que presentó en 1979. El guión estaba escrito y la preproducción extraordinariamente avanzada, e incluso H.R. Giger, diseñador del look del filme original y de las famosas criaturas, estaba de nuevo a bordo del barco. Al mismo había incorporado al co creador de Perdidos, el guionista Damon Lindelof, para que puliera la historia antes de rodarla... y aquí ocurrió lo sorprendente.

Y es que olvídense de todo lo anterior. Según la página web Deadline, las reuniones entre Scott y Lindelof fueron tan inesperadamente productivas que el director ha abandonado la idea de producir esas precuelas para crear Prometheus, una película que contendrá elementos del ADN de Alien -según palabras del cineasta-, pero que planteará una historia radicalmente distinta. Scott también ha confirmado que la sueca Noomi Rapace protagonizará la película, y que el segundo papel principal irá a Angelina Jolie o Charlize Theron.

Sin duda la decisión del director de Blade Runner es valiente y arriesgada, puesto que dejar de lado una franquicia como Alien para meterse en un asunto nuevo requiere agallas. Esperemos que el resultado no sea un proyecto a medio cocinar y se parezca a sus anteriores incursiones en la ciencia ficción.

Y hablando de reinicios de franquicias, ésta es la primera imagen oficial del nuevo Spider-man 3D que dirige Marc Webb (director de la estupenda 500 días juntos) con Andrew Garfield (visto en La Red Social) sustituyendo en el papel a Tobey Maguire. La película contará de nuevo la historia del trepamuros desde un prisma más juvenil y se estrenará este verano.

No sólo de secuelas vive Hollywood. También lo hace de remakes y adaptaciones... Es el caso de la trilogía Millenium de Stieg Larsson, que David Fincher está adaptando con vistas a presentar la primera entrega, Los hombres que no amaban a las mujeres, las próximas navidades. El brillante director tiene fácil superar a las horribles adaptaciones suecas de las novelas. Éste es, por cierto, el aspecto de la Lisbeth Salander americana, interpretada por la joven Rooney Mara, convenientemente caracterizada. El coprotagonista, ya lo sabíamos, será el 007 Daniel Craig.

Y no soltamos a Craig. Los productores de la saga 007 han anunciado la fecha de estreno de Bond 23 el 9 de noviembre de 2012. La noticia se ha demorado más de lo debido: los problemas financieros de Metro Goldwyn Mayer paralizaron a esta saga y la nueva película de Peter Jackson, El Hobbit, provocando retrasos por doquier y rumores de cancelación. Tanto, que el director previsto para Bond 23, Sam Mendes, se dedicó a otras cosas entre medias. Los derechos de distribución en DVD de la mítica serie que se inició con Sean Connery se la están rifando casi todos los estudios de Hollywood, como debe ser. Por cierto, ¿qué opinan que sea un realizador como Sam Mendes, autor de dramas como American Beauty y la excelente Camino a la Perdición, el que se haga cargo de una cinta de 007?

Y por último y siguiendo con los agentes secretos, lean el rebote de Matt Damon (que por cierto, está muy bien en el último Eastwood, Mas allá de la vida) acerca de la decisión de Universal de hacer una cuarta película de Jason Bourne sin él. "Me he enterado por Internet que harán otro Jason Bourne con Tony Gilroy como director y en la que no estaré. Nadie me dijo nada, literalmente ni me llamaron. La gente cree que tengo información de primera mano pero realmente 'soy el último mono'", afirmó el actor en declaraciones a Empire recogidas por Europa Press.

Y amenaza: "Haré otra película del personaje con Paul Greengrass" porque "Universal no tiene realmente los derechos del personaje sino los herederos de Robert Ludlum". "Así que, técnicamente, puedo ir a la Warner y hacerla así que la Universal también puede enterarse de esto en la red". Tal y como decía Andrés Arconada en Es Cine ¿fue una rabieta o el actor los tiene bien puestos?

Y para acabar con una sonrisa...¿qué tal el avance que anuncia la cuarta película de Ice Age?

 

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios