Menú

La película que cambió la carrera de Brad Pitt

En una entrevista en The New York Times admite que, tras rodar una cinta "demasiado comercial", decidió implicarse solo "en historias de calidad".

LD / Agencias
0
En una entrevista en The New York Times admite que, tras rodar una cinta "demasiado comercial", decidió implicarse solo "en historias de calidad".
Brad Pitt, actor. | Gtres

Brad Pitt es uno de los actores de mayor éxito y reconocimiento del cine actual. Sus últimos trabajos han logrado la admiración del público de forma cuasi unánime, llegando a compararse su reciente interpretación en Érase una vez... en Hollywood junto a Leonardo DiCaprio con el tándem que formaban actores clásicos como Paul Newman y Robert Redford.

Sin embargo, no siempre fue así. El actor ha confesado que en la actualidad es especialmente selectivo a la hora de elegir los papeles que acepta, un cambio en su carrera que, según Pitt, se produjo después de participar en Troya.


"Tuve que hacer Troya porque, supongo que ya puedo contarlo, dejé otra película y tenía que hacer algo para ese estudio", explicó Pitt en una entrevista a The New York Times. "Así que me metieron en Troya. No fue doloroso, pero me di cuenta de que el modo en que se estaba narrando la película no era el modo que yo hubiera preferido. Yo también cometí mis propios errores en ella. ¿Qué trato de decir sobre Troya? Que no dejaba de estar en medio en todos los fotogramas. Eso me estaba volviendo loco", afirmó el actor.

Pitt ha explicado que, aunque respeta el trabajo de Wolfgang Petersen, director del filme, cree que convirtió el épico poema de Homero en algo demasiado comercial: "Cada plano era como: '¡Ahí está el héroe!' No tenía ningún misterio. Así que en ese momento decidí que solo me implicaría en historias de calidad". Tal y como afirma el intérprete, esta decisión fue un "cambio definitivo que definiría la siguiente década" en cuanto a sus películas. Sin dejar las grandes producciones, Pitt ha trabajado desde entonces en títulos que podrían considerarse de mayor profundidad argumental.


Entre su reciente filmografía se encuentran títulos más arriesgados como 12 años de esclavitud, El árbol de la vida, La gran apuesta o, su última película, Ad Astra. Además se ha convertido en actor fetiche para directores como Quentin Tarantino gracias a sus apariciones en Malditos Bastardos y Érase una vez... en Hollywood.

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios